5 peloteros criollos brillaron en la primavera

0
196

El corte abrupto impidió ver el desenlace de la pretemporada en la que varios peloteros criollos buscaban causar una buena impresión, ganarse un lugar en el roster de 26 o, simplemente, ponerse a tono, sin que su posición corriera riesgo.

 

Cinco peloteros criollos ellos dejaron estadísticas sobresalientes:

Oswaldo Arcia (SS)

peloteros criollosEl es uno de los peloteros criollos, campocorto de Milwaukee mostró un inusual poder en el inicio de la Liga del Cactus.

El bateador derecho, que viene de un 2019 decepcionante, sacudió cinco jonrones que lo igualaron en el liderato de la primavera con Franmil Reyes, Cody Thomas y Ryan O’Hearn, además remolcó 12 carreras, la segunda cifra más alta de los juegos de exhibición, nivelado con Trent Giambrone y sólo detrás de Ian Miller (13).

“Es parte del trabajo que vengo haciendo con los hitting coaches”, señaló el joven, de 25 años de edad, al Milwaukee Journal Sentinel, sobre su inusitado poder “He estado trabajando en quedarme siempre atrás con la pierna derecha y gracias a Dios me está dando resultados. Cuando llega la bola estoy tratando de terminar el swing arriba y eso es lo que me está funcionando ahorita”.

En 2019, por tercer año seguido, el Criollo Arcia bajó su promedio ofensivo y apenas ligó para .199 de promedio en la segunda mitad. Milwaukee adquirió al shortstop mexicano Luis Urías en un cambio en noviembre con la intención de darle profundidad a la posición y ponerle alguna competencia al venezolano.

Pero Urías se sometió a una cirugía de muñeca en enero, que le impidió jugar en la Liga del Cactus. De cualquier forma, Arcia se tomó en serio su necesidad de mejorar con el madero.

“No siento presión. Salgo a disfrutar mi juego como siempre lo hago y que ocurra lo que tenga que ocurrir”, apuntó el criollo, que dejó una línea ofensiva de .286/.305/.496, con .801 de OPS, en 11 desafíos de fogueo.

peloteros criollos
Este jueves se cumple una semana de la decisión de la MLB de suspender los juegos de exhibición

 

Yonathan Daza (OF)

El prospecto número 11 de los Rockies exhibió el mejor promedio entre los bateadores de los peloteros criollos que calificaron para los lideratos en la pretemporada, con .414 de average. Además, fue tercero en OBP (.438) y en hits (12), octavo en slugging (.552) y séptimo en OPS (.989). Consumió 29 turnos en 14 encuentros, uno menos del total de Colorado en la Liga del Cactus.

Así que el manager Bud Black le dio un buen vistazo, como parte de la mezcla de opciones que dispondrá en los jardines durante la temporada. En condiciones normales, el lineup regular de Colorado tendrá a David Dahl, en el centro, Charlie Blackmon, en la derecha, así como Ian Desmond (contra zurdos) o Raimel Tapia (versus derechos) en la izquierda, dependiente de la mano del lanzador de turno.

Al igual que Daza, detrás de ese grupo también se encuentran Sam Hilliard y Mike Gerber, invitado fuera de roster, además de Garrett Hampson, aunque el paleador derecho es visto más como un utility, por su habilidad para también desempeñarse en el infield.

Al jugador le favorece que puede jugar las tres posiciones del outfield y todavía tiene una opción para ser enviado a las menores, lo que le da flexibilidad al equipo como en 2019, cuando estuvo bajando y subiendo, dependiendo de las circunstancias y necesidades de los rocosos.

 

Félix Hernández (PD)

Es otro de los peloteros ciollos, firmó un contrato de Ligas Menores como agente libre con Atlanta, después de terminar su brillante etapa con los Marineros de Seattle, y se reportó al campo de entrenamientos de los Bravos con más dudas que certezas, tras confrontar problemas físicos en las últimas tres campañas y compilar balance de 15-27, con 5.42 de efectividad en 60 encuentros, 59 aperturas, durante ese lapso, incluido el peor promedio de carreras limpias de su trayectoria en 2019 (6.40).

Su pacto, por un millón de dólares, no estaba garantizado y debía por primera vez en 15 años como grandeliga, ganarse un puesto.

La respuesta del criollo fue brillante la efectividad de 1.98, la quinta mejor de los juegos de exhibición, en cuatro aperturas. En 13.2 innings, la segunda mayor cantidad en la pretemporada, recibió 13 hits y regaló cinco boletos, para un WHIP de 1.32, pero ponchó a 14 y de acuerdo con los reportes estuvo encima de los bateadores y logró atacar las esquinas del plato, mezclando sus envíos.

A sus 33 años de edad, sin la poderosa recta de antaño, usó con éxito su recta de dos costuras, la curva y el cambio para engañar a los rivales, pese a que su envío rápido se cronometró en el rango de 85-89 millas por hora.

El  Criollo fue visto como una suerte de seguro, pues en principio Cole Hamels estaría fuera al menos hasta abril, debido a una irritación en el hombro. El parón por el coronavirus podría darle la oportunidad al zurdo de estar listo para cuando comience la campaña.

Si es así, Hernández ahora compite contra Sean Newcomb, Kyle Wright, Bryse Wilson y Touki Toussaint para ocupar el último cupo disponible en la rotación, detrás de Mike Soroka, Mike Foltynewicz y Max Fried.

En la primavera, sólo Wright (2.03) estuvo cerca de la efectividad de Hernández, entre los pitchers elegibles para los lideratos. Habrá que esperar un anuncio oficial de Atlanta para conocer el futuro inmediato de Hernández.

 

LEER MÁS: CONMEBOL APLAZA LA COPAAMÉRICA DEBIDO A PANDEMIA DE CORONAVIRUS

Eduardo Rodríguez (PZ)

Ante la incertidumbre sobre la salud de Chris Sale –todavía no está descartada una cirugía para reparar lesiones en el antebrazo y codo izquierdos-, él es uno de los peloteros criollos que luce como la primera opción para ser el abridor del Día Inaugural de los Medias Rojas de Boston.

Luego de pasar un susto, tras lastimarse la rodilla izquierda durante una práctica de rutina a finales de febrero, E-Rod estuvo brillante en tres aperturas en la Liga de la Toronja. En 11 innings encajó 11 imparables y dos carreras, pero apenas dio un par de boletos mientras abanicaba la friolera de 20 rivales, la mayor cantidad entre todos los lanzadores que aparecieron en los juegos de exhibición. Su efectividad fue de 1.64 y su WHIP de 1.18.

El jugador criollo, que exhibió marca de 19-6 y 3.81 de efectividad el año pasado, podría convertirse en el único criollo, hasta ahora, que abre el primer encuentro de la campaña para Boston y el número 13 que tiene el honor de iniciar en un Día Inaugural en la historia de las Mayores.

 

Ildeamaro Vargas (UTI)

Versátil jugador criollo que tuvo que abandonar a Cardenales de Lara en medio de la final 2019-2020 de la LVBP, por órdenes de Arizona. Debía estar presente en el FanFest del equipo en Phoenix, lo que daba pistas de la importancia del oriental en los planes de los D-backs. La alineación abridora de los desérticos prácticamente estaba armada al inicio de la primavera, con “Caripito” como principal utility.

De cualquier manera, Vargas no dio por sentado nada y le mostró al manager Torey Lovullo que su bate puede aportar. En 12 desafíos en la Liga del Catus, ligó para .394 (33-13), el segundo mejor promedio de la primavera, sólo superado por Yonathan Daza.

Vargas, bateador de las dos manos, sacudió dos dobles y un jonrón, mientras remolcaba tres carreras y anotaba cinco. Además, Vargas terminó su actuación con el quinto mejor OBP (.429), el noveno slugging (.545) y el octavo OPS (.974), mientras que aparecía siete veces en la segunda, cuatro en el campo corto y en una ocasión en tercera.

 

Ciudad VLC / LVBP

Deja un comentario