En esta oportunidad en la sección de Economía Familiar de Resuélvete, te enseñamos cómo administrar tus ingresos de forma práctica y eficiente. Sigue leyendo que te interesa.

 

Una de las preocupaciones más comunes del grupo familiar es cómo rendir los ingresos para llegar a fin de mes, cubrir los gastos fijos del hogar y reservar alguito de dinero para solventar lo que surja en el camino; la pregunta es: ¿Qué hacer para lograrlo?

Planifica y lograrás la meta.

 

Lo primero a evaluar con objetividad es cómo está tu salud financiera, saber si está anémica o vigorosa, porque no basta tener suficientes ingresos ¡también hay que controlar los gastos! pues hoy en día el dinero no sobra, por eso hay que hacer uso eficiente del mismo.

 

Si bien es cierto que no es fácil mantener un presupuesto actualmente, puedes elaborar un plan de ingresos y gastos para distribuir los recursos disponibles, esto te ayudará a controlar en qué gastas y a priorizar en función de las necesidades actuales o reales del grupo familiar.

¡Estirar tu ingreso es la meta!

El pueblo venezolano ha logrado un aprendizaje increíble, si no, pregúntele a una administradora del hogar (Ama de casa), que a diario pone de manifiesto su sabiduría popular al rendir los churupitos, equilibrando aporte proteico y ahorro, pese al desabastecimiento originado por la producción por goteo y factores políticos que han creado el caldo de cultivo perfecto para la especulación.

 

“Gastar lo que aún no te has ganado originará tarde o temprano una debacle financiera, recuerda que lo que no se mide no se controla”.

Otro consejo para que el ingreso integral familiar llegue a fin de mes es no caer en el juego macabro de las compras por impulso; porque si vas al mercado y vez que llegó un rubro que está escaso, por lo general reaccionas comprando más de la cuenta, lo que afecta considerablemente tu realidad presupuestaria, ya que si gastas más en pasta o arroz, por ejemplo, luego sacrificarás la compra de proteínas o artículos de cuidado personal, descontrolando el flujo de rubros de primera necesidad para el grupo familiar, lo que puede originar que recurras al uso de tarjetas de créditos o préstamos que te complicarán la vida en grado superlativo.

“Comprar de forma compulsiva afecta tu presupuesto, no caigas en el juego de los acaparadores y especuladores”.

Debes tener en cuenta que el consumismo impulsivo es el peor enemigo del ahorro y puede alterar tu presupuesto sin que te des cuenta. Considera que no debes gastar lo que aún no te has ganado, y que de cada bolívar que ingresa, al menos una porción de él debe ser destinado al ahorro, así siempre tendrás algo para resolver contingencias.

 

María Alejandra Guevara Chirinos/Ciudad VLC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here