La decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de intervenir en los casos de tres oficiales acusados de crímenes de guerra, pueden aumentar las tensiones con los jefes militares de esa nación.

En una noticia difundida por la cadena CNN, la cual fue reseñada por Prensa Latina, se indica que un militar «de larga data manifestó que hay un problema moral en lo sucedido, y algunos funcionarios del Pentágono expresaron en privado que están preocupados por el comportamiento del jefe de la Casa Blanca».

De acuerdo con el medio de comunicación, «la consternación en el Departamento de Defensa se ha ido acumulando debido a la toma de decisiones esporádicas, impulsivas y contradictorias de Trump en una variedad de temas».

Trump sigue generando controversias

Durante este mes, el presidente de EEUU generó gran controversia cuando decidió perdonar a Clint Lorance, un miembro del Ejército, que desde 2013 cumplía una condena de 20 años de cárcel por ordenar a sus hombres que dispararan contra tres afganos.

Igualmente concedió ese beneficio a Mathew Golsteyn, acusado de asesinar y quemar el cuerpo de otro ciudadano de Afganistán y cuyo juicio debía empezar en las próximas semanas.

Además, el mandatario restauró el rango de Edward Gallagher, un integrante de las fuerzas de operaciones especiales Navy SEALs que fue acusado de cargos como disparar contra civiles, asesinar a un combatiente cautivo del Estado Islámico de 15 años y amenazar con matar quienes lo denunciaron.

Una corte marcial lo absolvió de esas imputaciones en su contra, pero Gallagher sí fue condenado por desacreditar a las fuerzas armadas al posar para fotos con el cadáver del adolescente, por lo cual la Marina finalmente lo degradó, hasta que Trump intervino para revertir esa decisión.

Este último caso condujo al despido el pasado domingo del secretario de la Marina, Richard Spencer, quien en un artículo de opinión publicado en The Washington Post calificó la interterferencia del mandatario en la justicia militar como «impactante y sin precedentes».

Según CNN, altos líderes militares están preocupados por la retórica divisiva de Trump y la politización de los militares, y temen que el estilo de gestión del presidente, a menudo expresado a través de la red social Twitter, pueda socavar la seguridad nacional al hacer que la planificación militar sea cada vez más difícil.

LEER TAMBIÉN: COLOMBIANOS DENUNCIARON NUEVA REPRESIÓN POR PARTE DE ESMAD

Ciudad VLC/Prensa Latina

Deja un comentario