Un muñeco inflable de seis metros y denominado “Baby Trump” sobrevolaba este martes los cielos de Londres, donde se aglutinan miles de personas para protestar en contra de la visita que el presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Donald Trump, realiza al Reino Unido.

 

Activistas terminaron de inflar el muñeco que parodia a Trump alrededor de las 09:00 GMT en la zona de la Plaza del Parlamento.

 

Cerca de ahí, en la plaza de Trafalgar, miles de personas convocadas por la organización “Juntos contra Trump”, comenzaban a reunirse para partir alrededor del mediodía y realizar una marcha en rechazo al jefe del Gobierno estadounidense.

 

"Baby Trump"

 

«Baby Trump» no llegará a la residencia de la primera ministra

En otra zona capitalina, fue instalado un robot gigante, de casi cinco metros, que simula ser Trump sentado en la taza de un excusado y publicando twetts, al tiempo que pronuncia frases como: “Noticias falsas” y “soy un genio muy estable”. También emite ruidos que simulan ser “gases”.

 

LEA TAMBIÉN: TRUMP LLEGÓ A LONDRES EN MEDIO DE PROTESTAS.

 

La policía londinense ha establecido un fuerte operativo de seguridad para impedir que los manifestantes lleguen a las oficinas de la primera ministra británica, Theresa May, que se entrevista este martes con Trump, con quien ofrecerá después una rueda de prensa.

 

La visita de Trump concluirá mañana miércoles con una ceremonia en la que estará la reina Isabel II en Portsmouth, en el sur del país, para conmemorar el 75 aniversario del desembarco y de la batalla de Normandía.

Ciudad VLC / Telesur.

Deja un comentario