El Bloque de comunas de Carabobo representado por voceras y voceros se dieron cita en las instalaciones de la Escuela Agroecológica Ezequiel Zamora.

Todo esto con el fin de intercambiar saberes, experiencias productivas e inquietudes para fomentar la unión y articulación en pro del impulso y la consolidación de la organización comunal en la entidad carabobeña.

Una vez concentrados en dicho espacio, la actividad comenzó con un recorrido  por las distintas experiencias productivas desarrolladas en la escuela.

Con un recibimiento cordial y provechoso, Eduardo Gil compartió importantes conocimientos sobre bioinsumos, abonos y repelentes orgánicos, convencido de que hay que volver la mirada hacia lo orgánico. 

Bloque de comunas en Naguanagua

ABONO ORGÁNICO 100% NATURAL

 Así mismo «poseemos la urea más natural que existe y está en nuestro orine» el cual dejado más de tres meses en almacenamiento empieza a neutralizar su olor y adquiere un color vino tinto, liberando los elementos patógenos que pueda tener, quedando solo los minerales y vitaminas, convirtiéndose en un excelente abono orgánico de fácil aplicación.

Hace algunos años el ministerio de educación trazó orientaciones para aplicar un plan de siembra de los 100 días, se supone que empezaba de cero. Este plan era con la práctica del compost.

 

 

EL PRINCIPIO DE LA AGROECOLOGIA RADICA EN QUE SE DEBE USAR RECURSOS PROPIOS, INTERNOS. EN CONSIDERACION, UNA UNIDAD INTEGRAL AGROECOLOGICA DEBE DEPENDER LO MENOS POSIBLE DE LO EXTERNO.

 

 

Es obvio que el compost tardaba 90 días para su degradación, lo que significa que tenían 10 días para cumplir con el plan, así que hay que hablar de planes concretos con los pies sobre la tierra, ese abono que está listo para su aplicación en 7 o 15 días es una gran ventaja. 

 

 

 

 

Además de lo anteriormente descrito, en estos espacios se elaboran abonos líquidos y repelentes, porque la agroecología es principalmente preventiva y combinando la maravilla tecnológica y el conocimiento, logramos disponer microorganismos eficientes (descomponedores y regeneradores) actuando juntos.

 

 

LEER MÁS: TRABAJO PRODUCTIVO INSERTA A LOS JÓVENES EN LA SOCIEDAD

 

 

Todo esto en función de minimizar olores y concentrar nutrientes para las plantas cuya materia prima fundamental es la melaza, suero, agua y un inoculo que se prepara con agua de arroz en proporciones determinadas. 

Todos estos saberes ancestrales ligados a la cosmovisión y al magnetismo que posee la tierra entre otras cosas, están a disposición de comuneros productores y campesinos en la Red de Escuelas Agroecológicas Ezequiel Zamora, con la finalidad de impulsar un modelo de producción agrícola que garantice la soberanía alimentaria y sobre todo como alternativa al modelo capitalista depredador y destructivo del agro negocio.

 

 

Magaly Zavala / Ciudad VLC

Deja un comentario