La heladería Crema Polar es un pequeño establecimiento ubicado en el centro de Valencia, estado Carabobo, a pocos metros de la Plaza Bolívar, en la avenida Constitución, entre las viejas calles Real y El Sol (nomenclatura hasta principios del siglo XX); hoy calles Colombia y Páez.

Fue fundada por Frank Galisti, tío de Fernando Osinski, quien la regenta en 1969. Este es un pequeño local, pero grande en darle ricas satisfacciones al paladar de los valencianos con sus variados y exquisitos helados, que exhiben tentadoramente en sus refrigeradores.

Fernando Osinski nació en Valencia el 27 de mayo de 1953, hijo de padre alemán, de origen polaco, y de madre yugoslava, quienes llegaron a las Barracas de El Trompillo, en Güigüe, en la década del ’40 del siglo XX, producto de la barbarie y crueldad desatada en Europa al comenzar la Segunda Guerra Mundial.

Muchas familias de diferentes países europeos se vieron en la necesidad, “huyendo del peligro y de la muerte”, de emigrar de sus pueblos hacia América.

Y así fue como llegaron al municipio de Carlos Arvelo, y a la parroquia Santa Rosa, de Valencia, húngaros, polacos, rusos, yugoslavos, alemanes, ucranianos, lituanos, búlgaros, italianos, checoslovacos, en calidad de refugiados, atendiendo al derecho de asilo contemplado por obligaciones de convenciones y protocolos internacionales en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU.

Con el transcurrir del tiempo se fueron integrando a nuestra sociedad conservando, por supuesto, sus costumbres e idiosincrasia, las cuales han trasmitido a sus descendientes, y nosotros las observamos con respeto y tolerancia en la armonía de lo que es la diversidad cultural.

 

heladería crema Polar

Fernando Osinski endulzando la vida de los niños

Fernando Osinski es un hombre trabajador, afable, que ha sabido con mucho esfuerzo ganarse el respeto y la estima en nuestra ciudad. La Heladería Crema Polar se ha hecho muy popular por sus exquisitas y codiciadas malteadas y sabrosos helados, siendo los más solicitados los de mantecado y, desde luego, los de chocolate.

¿Quién de ustedes no ha tenido el placer de degustar uno de estos helados?

 

LEE MÁS: DETRÁS DE LAS CARICATURAS DE JUANC

 

Por otra parte, es válido en estos tiempos donde se auspician prácticas primitivas de odio xenófobo, posturas que por demás deberían estar erradicadas de la faz de la tierra, decir ya basta, es inadmisible que se sigan sucediendo en pleno siglo XXI estas aberraciones sociales.

Venezuela es ejemplo de concordia, armonía y hermandad entre los diferentes pueblos del mundo, el respeto, la paz y el amor hacen prominente esta hermosa patria.

 

Miguel Ángel Dasilva Gavidia / Ciudad VLC

 

 

1 Comentario

Deja un comentario