El movimiento de los chalecos amarillos sigue protestando en las calles de París, con esta, ya son 13 semanas de intensos disturbios y de exigencias de la plobación gala de dimisión del Ejecutivo. 

 

Los manifestantes y la policía, también en esta oportunidad, chocaron en las calles de la capital francesa, en los cuales ya uno de los manifestantes perdió la mano. 

 

Chalecos Amarillos

 

Manifestante perdió la mano

Al parecer un miembro de los chalecos amarillos perdió la mano este sábado, presuntamente, por el estallido de una granada.

 

Según una fuente policial, citada por medios locales, esta persona, la cual no llevaba chaleco amarillo, recogió una granada lacrimógena para relanzársela a la policía, pero detonó cuando la sostenía.

 

Por su parte, un testigo relató que el hombre «solo estaba mirando» mientras un gran grupo de personas vestidas de negro estaban tratando de tirar la puerta abajo para entrar en la Asamblea Nacional.  Entonces, llegaron los gendarmes y comenzaron a lanzar granadas, que «definitivamente no eran granadas para dispersar a los manifestantes«. Cuando una granada voló bajo los pies del hombre, «por instinto» trató de arrojarla desde allí con la mano y la golpeó, causando que «explotara», explicó el testigo.

 

 

Participantes de la protesta comentaron que la situación «era tensa» y que había gas lacrimógeno «por todas partes», cuando escucharon una explosión y corrieron hacia un grupo de personas entre las que se encontraba el manifestante herido.

 

Los médicos rodearon rápidamente al hombre herido para proporcionarle tratamiento de emergencia antes de que los bomberos lo trasladaran al hospital.

 

Solo en París unas 4 mil personas protestaron

Los agentes utilizaron gas lacrimógeno para dispersar a la multitud, incluso antes de que estallaran los primeros enfrentamientos.

 

Chalecos amarillos

 

En total, alrededor de 51.400 personas participaron en las manifestaciones de este sábado en Francia, 4 mil de ellas en París, informaron medios locales, citando datos del Ministerio del Interior.

 

El patio del Palacio de Bourbon, sede de la Asamblea Nacional, se convirtió en escenario de un tenso choque, a raíz del intento de los manifestantes de derribar las vallas frente al palacio.

 

Varios muertos en el desarrollo de las protestas en París

Desde que comenzó la revuelta, se han registrado varias muertes relacionadas con los enfrentamientos en las calles francesas.

 

París

 

Según informaron varios medios, al menos diez personas perdieron la vida en accidentes de tráfico vinculados con las manifestaciones, mientras que una mujer de 80 años que no participaba en las protestas murió al impactar en su cara una granada de gas lacrimógeno que se introdujo en su domicilio en Marsella el pasado 1 de diciembre.

 

Los chalecos amarillos piden la renuncia de Macron

Las manifestaciones de los chalecos amarillos estaban motivadas originalmente por el aumento planificado del impuesto sobre el combustible. Sin embargo, pese a que el Gobierno del presidente Emmanuel Macron anuló ese incremento, las protestas se convirtieron en un movimiento más amplio dirigido contra de las políticas oficiales y sus reformas económicas.

 

Protestas

 

En el plano general, los manifestantes se quejan de los impuestos exorbitantes, de los bajos salarios y de la incapacidad de encontrar un trabajo bien remunerado, al tiempo que acusan a las autoridades de alejarse de la gente y trabajar en beneficio de las personas más ricas del país.

 

LEA TAMBIÉN: PROTESTAS EN BRUSELAS POR EL PACTO DE MIGRACIÓN DE LA ONU.

 

 

Ciudad VLC/Tomado de Actualidad RT

Deja un comentario