El Sevilla FC dio la primera sorpresa de la Champions League tras ‘bajar de la mata’ a un Manchester United que pagó por su tacaño planteamiento. Un 2-1 fue suficiente para otorgarle la enésima decepción a los ‘red devils’ de Mourinho y, por supuesto, a sus fanáticos, que parecen ya estar hartándose de los pocos resultados, a pesar de los millones invertidos en fichajes.

 

El Sevilla quiso y pudo. Cuando el United se acordó de que la eliminatoria se le escapaba, de que perder significaba decirle adiós a la Champions, el avión ya había partido. Salvando un rato de la primera parte, el Sevilla le hizo un traje al multimillonario equipo de José Mourinho. Fracaso con mayúsculas el del técnico portugués.

 

“Dicen que nunca se rinde…”, canta el himno del Sevilla. No tuvo ni que sacar la bandera blanca el conjunto de Nervión en el Teatro de los Sueños. Nuevamente, en un momento de máxima presión, en un escenario de élite, el Sevilla confirmó sus intentos de pertenecer a los grandes de Europa, aunque hoy por hoy todavía le falte.

 

Mourinho sacó un once para empatar y perdió. Alineó a sus torres en el centro del campo y se le cayó el castillo. Paradójicamente, cayó en lo que mejor podía venirle, en el intercambio de golpes. Con Martial, Pogba y Mata en el banquillo (los tres salieron en la segunda parte), el plan del United era que el Sevilla no supiera qué hacer con el balón. No contaba con la astucia del de enfrente.

 

En los 45 minutos iniciales, un cabezazo de Correa tras un córner y un disparo de Fellaini que abortó Rico fueron las ocasiones más claras. El Sevilla se asomaba más al territorio de De Gea, pero no lograba asestar el golpe definitivo.

 

Y llegó la noche Ben Yedder

En la segunda mitad, una parada de Rico a Lingard fue el ‘click’ que necesitó el Sevilla para ir con todo hacia adelante. El equipo andaluz le propuso al United salir a la calle como harían dos borrachos en un bar. Del tiro de Alexis, al no remate de Muriel, al disparo de Fellaini… hasta que apareció Ben Yedder.

 

El franco-tunecino tiene aura, no en vano es el segundo máximo goleador de la competición por detrás de Cristiano Ronaldo. Montella lo metió por el errático Muriel. La primera que tuvo Ben Yedder, tras un pase delicioso de Sarabia en el minuto 74, fue dentro. No necesitó ni cinco minutos para hacer el segundo, ya que al 78 la embocó en la red de De Gea. Delirio en Sevilla, incredulidad en Manchester.

 

Manchester United eliminado de Champions por el Sevilla. Ciudad VLC

 

Los dos estacazos despertaron al United e incrementó la furia de Lukaku, el único ‘red devil’ a la altura del encuentro. El belga insistió hasta que consiguió el gol a la salida de un córner. El Sevilla no se achicó e intentó marcar el tercero, pero no tuvieron puntería ni Correa ni sobre todo Ben Yedder, que se plantó solo ante De Gea tras 20 metros de carrera.

 

El Sevilla terminó el partido en el campo del United con “olés, olés” de fondo. Buen epílogo y perfecto resumen para una actuación ya legendaria del Sevilla ante un United que evidenció su pobreza de juego y espíritu. Gloria para uno, miseria del otro.

 

LEA TAMBIÉN: RASHFORD REVIENTA EL ‘CLÁSICO’ DE INGLATERRA

 

 

Ciudad VLC/BeSoccer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here