El edificio de la Casa Blanca, sede de Gobierno de Estados Unidos (EE.UU), fue cerrado este viernes ante protestas registradas en Washington, en rechazo al asesinato del afroamericano George Floyed a manos de la policía.

De acuerdo con medios locales, citado por el portal ruso Actualidad RT; miles de manifestantes marcharon hasta el parque Lafayette, frente a la Casa Blanca, para exigir justicia por el asesinato del hombre de Minneapolis, Minnesota.

 

Ante esta situación, mediante un comunicado, el Servicio Secreto informó que se está actuando junto con otros organismos, con el fin de velar por la «seguridad pública» y para preservar la paz.

Más temprano, el alcalde de Minneapolis,  Jacob Frey, declaró toque de queda en la ciudad, luego de tres días de protestas por el asesinato de  Floyed.

Dicha medida, entrará en vigencia entre las ocho de la noche hasta las seis de la mañana.

 

Toque de queda en Minneapolis ante protestas por asesinato de Floyd

En este período, se prohíbe las personas en las calles, a excepción de los miembros de la policía y los funcionarios de la Guardia Nacional, que fueron desplegados este jueves con el fin de frenar los hechos registrados en la ciudad.

 

El policía acusado de matar a Floyd se encuentra detenido y acusado de asesinato

 

El pasado lunes 25 de mayo, un policía de Minneapolis asesinó a Floyd. El hecho fue grabado en video y difundido en redes sociales, lo que ha generado protestas violentas, saqueos y agresiones a otras personas.

En el material audiovisual, se pudo observar con el policía detenía al joven afroamericano, y luego lo tiraba al piso y le colocaba la rodilla en el cuello.

«No puedo respirar» fue la última frase que pronunció Floyd.

 

CONTINÚA LEYENDO ESTO: EEUU MANTIENE DOBLE MORAL ANTE EL MUNDO

 

Esta no es la primera vez que se registran protestas por el asesinato de afroamericanos en EEUU.

En 2016, durante el gobierno del entonces presidente Barack Obama, en varias ciudades de Estados Unidos se registraron protesta en rechazo al asesinato del joven estadounidense Michael Brown, de 18 años de edad, en Ferguson, Missouri, San Luis. El policía responsable de dicho crimen quedó libre de cargos meses después, lo que avivó las protestas.

Posteriormente, varios jóvenes afroamericanos fueron asesinados por policías, quienes quedaron en libertad.

 

Ciudad VLC/AVN

Deja un comentario