migración

Cifras de migración bajo la manipulación mediática y lógica del espectáculo en su cuarta parte nos sigue mostrando la realidad de un tema que se ha convertido en punta de lanza para los grandes medios de comunicación.

 

REALIDAD DEL VENEZOLANO EN EL EXTERIOR: ¿POR QUÉ DIFERENCIAR ENTRE «MIGRANTE» Y «REFUGIADO»?

Es necesario recordar que la operación propagandista de la «crisis migratoria» llevada por medios corporativos no hace diferencia entre migrantes y refugiados, cuestión fundamental que modifica la realidad sobre la migración venezolana.

 

La migración es un fenómeno natural de los territorios globalizados que se da por distintos motivos, pero la cantidad de refugiados indicaría un desplazamiento forzado de la población y su vulnerabilidad en los países de asilo.

 

Es falso el dato de que son 4 millones de refugiados los que se encuentran fuera del país.

 

En investigaciones anteriores de este portal, se determinó que la migración fue primero mediática y luego comenzó a aumentar fuera de los estándares ordinarios en 2017 (a partir de las sanciones financieras aplicadas desde Estados Unidos), por razones esencialmente económicas.

 

El BM, en un documento para medir el impacto de los migrantes venezolanos en Colombia, describe el caso venezolano como una migración mixta.

 

Esta migración mixta es donde se incluyen colombianos retornados, migrantes regulares e irregulares y migrantes pendulares (personas que cruzan diariamente la frontera y retornan).

 

Explica que se le coloca esta clasificación «ya que está compuesta por migrantes económicos, mayoritariamente, población retornando a sus países de origen, y en menor proporción, solicitantes de refugio».

 

Por otro lado, en una entrevista hecha al enviado de ACNUR, Stein, admitió que una de las razones por la que el flujo de población aumentó en el primer semestre de 2019 pudo deberse al saboteo de los servicios eléctricos del mes de marzo y a la intensificación del bloqueo financiero, que le impide el acceso a medicinas y alimentos al Estado venezolano.

 

Este escenario no ha podido ser maquillado por los organismos que llevan los datos de la tendencia migratoria y, para añadirle validez a la solicitud de financiamiento, requieren que se ‘maniobre’ con los términos de refugiados y asilados, condiciones que colocarían a Venezuela en la misma categoría de países asediados por guerras como Siria, Yemen e Irak.

 

TE PUEDE INTERESAR: CIFRAS DE MIGRACIÓN BAJO LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA Y LÓGICA DEL ESPECTÁCULO (I)

 

En ese sentido, parece que la coordinación regional se afinca en ir revirtiendo la regularización de la población venezolana para abultar las solicitudes de asilo y el estatus de refugiado.

 

De las 400 mil solicitudes que maneja la ACNUR, un 60% se hicieron el año pasado. Los cinco países que han recibido más solicitudes de asilo entre 2014 y 2018 son Perú, con 167 mil 238 y Brasil, con 83 mil 893.

 

Además de Estados Unidos, con 72 mil 722; España, con 29 mil 603; y Ecuador, con 13 mil 535.

 

A pesar de ello, no muestran la cifra real de estatus de refugiado que los países de acogida han aceptado.

 

TE INTERESA: CIFRAS DE MIGRACIÓN BAJO LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA Y LÓGICA DEL ESPECTÁCULO (II)

 

La última estimación, hecha por la OIM, era de 5 mil 664 asilados venezolanos en toda la región latinoamericana.

 

Distintos actores políticos han enfatizado que otorgar ese estatus es un aspecto importante para legitimar la versión de que los venezolanos huyen de un conflicto en Venezuela.

La presión para que las naciones reconozcan la mayor cantidad de refugiados posibles le permitiría a ACNUR y a la OIM operar de manera más amplia a nivel internacional para elevar las sumas exigidas de fondos de asistencia.

 

 

LEER MÁS: CIFRAS DE MIGRACIÓN BAJO LA MANIPULACIÓN MEDIÁTICA Y LÓGICA DEL ESPECTÁCULO (III)

 

Ciudad VLC / Misión Verdad

Deja un comentario