No existe orquesta o agrupación musical, de cualquier género, que no registre en su historial problemas de diversa índole y, sobre todo, desacuerdos entre sus integrantes.

La música ya sabemos que es tal vez el arte que más alegría nos aporta a los seres humanos, no obstante, no todo es armonía entre quienes la cultivan, les relataré en esta edición algunos de los altercados que se han presentado en algunas de las orquestas más importante de la Salsa por parte de figuras muy conocidas y admiradas en el mundo.

Algunos casos fueron reconciliables y otros sellados con rupturas definitivas, inicio con el caso del bongosero Roberto Roena, quien al desintegrarse el Combo de Rafael Cortijo se unió al Gran Combo de Puerto Rico, creado por Rafael Ithier, quien era su pianista, al parecer la salida de Roena de este legendario gran combo obedeció a un altercado entre él y el cantante Andy Montañez.

 

Tito Puente: el divo inalcanzable

En el año 1957, el conguero Ray Barreto ingresó a la orquesta de Tito Puente en sustitución del cubano Mongo Santamaría; Barreto estuvo pocos años en la orquesta debido a que tuvo desacuerdos económicos y también un problema personal que, según Barreto, le dolió mucho y eso originó un largo distanciamiento entre él y Tito.

 

Desacuerdos entre los músicos-Tito Puente
Se dice que Tito Puente no hablaba con los músicos de su orquesta, que de eso se encargaba su director musical.

 

Afirma el pianista Gilberto “El Pulpo” Colón, quien trabajó por más de 10 años con Héctor Lavoe, que hubo un momento en el cual tanto Tito Puente, como Johnny Pacheco eran inalcanzables, era muy difícil poder comunicarse personalmente con ellos.

El Pulpo se sumó por entonces a la orquesta de Puente, pero el legendario timbalero no hablaba con sus músicos, sino que lo hacía el director musical, y Gilberto por no estar de acuerdo con una vestimenta que debían usar para una presentación fue despedido de la orquesta.

 

Un combo generador de orquestas

En el año 1962 se desintegró la agrupación más representativa de la Bomba y la Plena puertorriqueñas, conformada por la mejor dupla de ese país: Rafael Cortijo e Ismael Rivera, pero, a diferencia de los casos anteriores, esta separación no fue por problemas entre estos legendarios amigos.

Desacuerdos entre los músicos-Maelo-Cortijo
Cortijo y Maelo no se separaron por enemistad, sino por esos avatares de drogas y cárcel que afectaron la continuidad del combo.

Tomaron rumbos distintos porque ambos fueron acusados por posesión de drogas y condenados a cuatro años de prisión, y una vez que salieron trataron de unirse de nuevo, sin embargo, el éxito no fue igual y tomaron rumbos diferentes, y debido a esa disolución nacieron el Gran Combo de Puerto Rico, el Apollo Sound, de Roberto Roena, y Los Cachimbos, de Ismael Rivera…

 

Oscar en discordia

Aquí en Venezuela, en el ambiente musical, se habló mucho de la discordia que hubo entre Oscar D’ León y el cantante panameño Carlos “El Grande” Ferrer, y hasta se grabó el tema “Fuimos Amigos” con la Salsa Mayor, donde el sonero panameño critica duramente al por entonces Diablo de la Salsa.

Desacuerdos entre los músicos-Oscar D' León
Fueron famosos los desacuerdos entre Oscar y los integrantes de lo que fue posteriormente la Salsa Mayor.

Al parecer todo inició en una visita de Oscar a Panamá, y durante un concierto multitudinario, en plena efervescencia, Oscar le permitió a Carlos subir a la tarima a cantar y en ese clima de euforia el Sonero del Mundo le hizo ciertas promesas a Carlos y lo invitó a Venezuela, éste le tomó la palabra, pero cuando se vino, se dice que Oscar lo dejó entendiendo…

 

Willie, Héctor y después Rubén

Una ruptura a medias fue aquella entre Willie Colón y Héctor Lavoe, pues cansado Willie de la irresponsabilidad de Héctor por sus llegadas tarde a los conciertos, y hasta inasistencias a veces, decidió disolver la orquesta y tomarse un descanso.

Fue esto lo que originó la independencia de Héctor, quien con la gran ayuda del bongosero José Mangual Jr. convenció a algunos músicos a quedarse con él, e invitaron a otros para conformar una nueva orquesta, incorporando trompetas a diferencia del formato de solo trombones de Colón, el resultado fue una obra maestra donde participó el propio Willie como arreglista, eso fue en 1974 cuando se grabó el clásico “Mi gente”.

TE PUEDE INTERESAR: PENTAGRAMA: LOS LÍMITES DE LA IMITACIÓN

Otra tremenda combinación fue la conformada por Willie Colón y Rubén Blades, quien tenía tiempo detrás de Willie pendiente de una oportunidad, pero Colón no se la daba porque con Héctor cualquier cantante sobraba.

Desacuerdos entre los músicos-Colón-Blades
La exitosa dupla Colón-Blades no pudo contra los egos intransigentes de ambos legendarios de la Salsa.

Tuvieron un éxito impresionante y después cayeron en una guerra de egos, la cual destruyó la dupla; la separación definitiva se dio siendo Rubén ministro de Turismo en Panamá, cuando Willie fue contratado para una presentación y al parecer no le cancelaron sus honorarios, atribuyéndole la responsabilidad a Rubén, quien a su vez se la atribuyó a la empresa contratante de Colón, el caso parece que se quedó así y también la enemistad.

Ramón Toro/Pentagrama/Ciudad VLC

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here