Policía de Colombia destruyó campamento de venezolanos en Cúcuta

0
165
venezolanos en Cúcuta

La Policía de Colombia destruyó un campamento de venezolanos en Cúcuta, que se encontraba en las adyacencias de la Central de Abastos de la referida ciudad.

Los funcionarios con el apoyo de la alcaldía desalojaron a unos 300 venezolanos, que vivían en campamentos construidos con cartón y plásticos y que en su mayoría provenían de la ciudad de San Felipe, en el estado Yaracuy.

Según la policía, el lugar se había convertido en «epicentro de delitos menores» y a diario observaban «hurtos y lesiones personales», por lo que vecinos y comerciantes del sector se quejaron.

QUIZÁS TE INTERESE: GUAIDÓ Y SU COMBO TAMBIÉN DESAPARECIERON 100 MIL DÓLARES DONADOS POR HIJA DE KENNEDY

Por su parte, los perjudicados manifestaron que el procedimiento es una muestra más de la xenofobia y la discriminación de la que son víctimas miles de venezolanos en el vecino país, al poner como excusa la presunta comisión de delitos sin mostrar ninguna prueba.

Tras la destrucción de este campamento de venezolanos en Cúcuta, 36 personas decidieron retornar a San Felipe de manera voluntaria, mientras que otro grupo se negó a abandonar el país, por lo que en los próximos días se definirá su estatus migratorio.

Según la autoridades, en el denominado barrio Yaracuy se encontraban unas 10 mujeres embarazadas, mientras que otras cinco ya dieron a luz en Cúcuta.

NOTICIA RELACIONADA: ASESINATOS DE LÍDERES SOCIALES CONTINÚAN EN EL CAUCA, COLOMBIA

La Policía reveló que destruyeron 42 ‘cambuches‘ -como se conocen en Colombia estos tipos de campamentos- donde pernoctaban niños recién nacidos, jóvenes, adultos mayores y mujeres embarazadas, todos oriundos del estado Yaracuy.

La mayoría de los venezolanos sobrevivía como recogelatas. Otros se ganaban la vida como buhoneros en las paradas de autobuses.

Funcionarios de la empresa de aseo de la ciudad procedieron a la limpieza de la zona.

En Venezuela actualmente viven cerca de 6 millones de colombianos, muchos de los cuales llegaron a nuestro país construyendo campamentos improvisados o ‘Cambuches’, y trayendo consigo los males heredados de la pobreza como la delincuencia, la prostitución o las drogas.

Sin embargo, lejos de ser expulsados, vejados o discriminados, recibieron alojo en nuestro país e incluso hoy siguen disfrutando de los planes y programas sociales del Gobierno Nacional.

LEE TAMBIÉN: COLOMBIA: ORGANISMO DENUNCIA INCREMENTO DE POBREZA MULTIDIMENSIONAL

Vanessa González/Ciudad VLC

Deja un comentario