El gobierno de Dinamarca quiere enviar en 2021 a todos los inmigrantes que se encuentren a la espera de ser expulsados, que hayan delinquido o que no puedan abandonar el país por asuntos legales a la remota isla de Lindholm, situada a unos kilómetros de la costa danesa.

 

La medida, que forma parte del paquete presupuestario y que todavía debe ser aprobada por el Parlamento, fue negociada entre el Gobierno y su aliado parlamentario, el euroescéptico y anti-imigrantes Partido Popular Danés (Dansk Folkeparti-DF).

 

“Nos son bienvenidos en Dinamarca y lo sentirán”, aseguró la ministra de Inmigración, Inger Støjberg, a través de su cuenta de Facebook.

 

Dinamarca
Ministra de inmigración – Inger Stojberg.

 

La isla, que estará bajo vigilancia policial permanente, acogerá a 125 personas que tendrán que registrarse diariamente y podrán ser encarceladas de no cumplir las reglas.

 

Polémico vídeo xenófobo

Poco después de anunciar la propuesta, a la que se pretende destinar unos 100 millones de euros, el DF publicó un polémico vídeo en el que se muestra a un barco transportando a un hombre hasta un islote.

 

 

El tuit va acompañado del siguiente texto: “Expulsados, los criminales extranjeros no tienen nada que hacer en Dinamarca. Hasta que podamos deshacernos de ellos los trasladamos a la isla de Lindholm, en la bahía de Stege, donde estarán obligados a pasar la noche. Y habrá policías presentes las 24 horas del días. ¡Excelente!”

 

El ministro de Finanzas, Kristian Jensen, aseguró que “un ferry les permitirá salir y entrar, pero no todos los inmigrantes podrán usarlo y aquellos que puedan tendrán que volver por la noche”. “Así podremos controlar dónde se encuentran”, afirmó el político.

 

Reacciones contra la decisión de Dinamarca no se hicieron esperar

“Es un día difícil para un gran número de refugiados en Dinamarca que ahora esperan una vida de incertidumbre y pobreza aún mayor”, comentó el secretario general del Consejo Danés para los Refugiados, Christian Friis Bach, en su cuenta de Twitter.

 

 

También causó indignación y preocupación entre muchos internautas, que consideran que el Gobierno escogió un camino “xenófobo y estrecho de miras”.

 

 

“Parece inventado, pero es cierto. Dinamarca planea aislar a los inmigrantes no deseados en la isla de Lindholm”, comenta en Twitter la escritora estadounidense, G.M.Malliet.

 

 

 

LEA TAMBIÉN: EE.UU. MANTIENE APRESADOS A MÁS DE 2 MIL INMIGRANTES DE LA INDIA.

 

 

Ciudad VLC/Tomado de Actualidad RT.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here