El grupo de disidentes de las FARC liderado por alias Guacho difundió el 13 de abril un comunicado donde afirmó que hubo voluntad de entregar a los tres periodistas ecuatorianos secuestrados, pero fueron atacados en una acción conjunta entre Ecuador y Colombia.

 

Aseguraron los irregulares que la respuesta del gobierno ecuatoriano a la oferta de entrega “fue más tropas, más gringos, más militares colombianos en el Ecuador, más represión”.

 

El resultado de esta represión fue la muerte de los tres periodistas ecuatorianos: Javier Ortega, Paul Rivas, Efraín Segarra”, aseguró el grupo disidente autodenominado Frente Oliver Sinisterra.

 

Disidentes acusan a presidentes Santos y Moreno

Los aún en armas, explicaron que los tres periodistas murieron “en un intento fallido de asalto de las fuerzas militares ecuatorianas y colombianas en las montañas de la frontera.

 

Disidentes de las FARC
Paúl Rivas (fotógrafo), Javier Ortega (periodista) y Efraín Segarra (conductor), muertos en manos de disidentes de las FARC.

 

Y declararon como culpables de “esta penosa situación” a los presidentes Juan Manuel Santos y Lenín Moreno, a los fiscales Nestor Martinez y Carlos Baca Mancheno, y a los comandantes de fuerzas militares Luis Carlos Villegas y Patricio Zambrano Restrepo.

 

Entrega de los cuerpos será con organismos internacionales

Por último, el Frente Oliver Sinisterra solicitó a “los organismos internacionales” que hagan el trámite respectivo para retirar a los militares, tanto ecuatorianos como colombianos, de la frontera para hacer entrega de los cuerpos de los periodistas.

 

Disidentes buscan apoyo internacional para la entrega de los cadáveres.

 

También precisaron que esos organismos serían el Comité Internacional de la Cruz Roja, la ONU, la Arquidiócesis de Tumaco y las autoridades gubernamentales de Tumaco, municipio de Colombia.

 

Ecuador detuvo a supuestos implicados en los secuestros

La Policía ecuatoriana detuvo a 43 personas presuntamente vinculadas con el asesinato de los tres periodistas del diario El Comercio.

 

Fuerzas de seguridad de Ecuador y Colombia realizaron un operativo conjunto en la frontera de ambos países.

 

Por su parte, los gobiernos de Ecuador y de Colombia responzabilizan de los hechos a los disidentes de la antigua guerrilla FARC-EP, en la frontera norte entre ambas naciones.

 

En respuesta, ambos gobiernos realizaron un operativo conjunto entre sus fuerzas de seguridad, deteniéndo a 43 supuestos miembros del Frente Oliver Sinisterra.

 

Ya son 43 miembros de esta organización que están detenidos en sus diferentes actividades dentro de la organización, quienes facilitaban el apoyo logístico”, dijo el domingo el comandante de la Policía ecuatoriana, Ramiro Mantilla, a periodistas.

 

Los operativos ofensivos, que se realizan en coordinación con Colombia, se retomaron el viernes con el desplazamiento de unos 550 uniformados ecuatorianos en la zona de Mataje, en la provincia de Esmeraldas, donde se han reportado explosiones con artefactos artesanales contra militares y policías de Ecuador.

 

Aún así, las autoridades no han logrado capturar al líder del grupo, Walter Artízala, alias “Guacho”, por quien Ecuador anunció una recompensa de $ 100 mil, que se suman a los $ 148 mil ofrecidos por Colombia por información que permita su muerte o captura.

 

 

Disidentes de las FARC
Walter Artízala, alias “Guacho”, exmiembro de las FARC-EP y supuesto líder del Frente Oliver Sinisterra.

 

El equipo periodístico asesinado estaba haciendo un reportaje sobre las condiciones de vida en la parroquia de Mataje (Ecuador), cuando los secuestraron los insurgentes en dicha zona.

 

Santos informó que los periodistas están muertos y en Colombia

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, en una entrevista, confirmó el asesinato de los periodistas en territorio colombiano.

 

Durante su entrevista con la cadena de televisión estadounidense CNN, Santos también aseguró que continúa cooperando con Ecuador en este tema.

 

Algunas facciones de las FARC-EP todavía son calificadas de disidentes por no querer adherirse a los acuerdos de paz, tras los cuales la entonces guerrilla se convirtió en una fuerza política.

 

 

LEA TAMBIÉN: TRES PERIODISTAS ECUATORIANOS FUERON SECUESTRADOS ENFRONTERA CON COLOMBIA.

 

 

Ciudad VLC / Con información de Hispantv e Infobae.