Aprende a economizar con ingenio y trabajo en equipo

0
278
Economizar

Economizar en el hogar no solo implica hacer uso racional y eficiente de los recursos  monetarios. Es necesario ver más allá.

 

Pues, con un cambio de actitud en el manejo de los alimentos, servicios y estructura de la vivienda, usted y los integrantes de su grupo familiar pueden lograr un cambio significativo.

 

En este sentido, poner en práctica técnicas de conservación de alimentos es una alternativa sencilla y rápida para ahorrar en casa.

 

 

Economizar de verdad

Congelar, deshidratar, envasar, ahumar, entre otras maneras, pueden ayudarte a gastar menos. Conservar eficientemente los alimentos, además de permitirá administrar mejor tu tiempo.

 

Otro recurso que puedes utilizar, es considerar las compras al mayor. Para nadie es un secreto que el alto costo de productos alimenticios, cuidado personal, entre otros, dificulta que las familias puedan acceder a muchos de ellos. Por eso, aliarte con amigos y familiares te podría ser una solución para comprar más barato lo que necesitas.

 

El dinero no abunda en el hogar por eso es tan importante hacer uso inteligente del mismo.
El dinero no abunda en el hogar por eso es tan importante hacer uso inteligente del mismo.

 

Por ejemplo, podrás comprar arroz, pasta, granos, jabones y más por cajas o bultos, dividiendo el costo y rubros entre la cantidad de personas que se unieron y aportaron para la adquisición de los productos.

 

Sabio consejo

Un consejo bien sabio a la hora hacer mercado, si vas con tus hijos, especialmente si son pequeños, es comer antes de salir. Así evitaras en mayor proporción las solicitudes insistentes de golosinas, cereales u otra cosa para calmar el apetito de los niños y también de los que no lo son.

 

Pese a la dificultad para encontrar todo lo que requieres llevar a casa y los precios poco amigables de los rubros, una clave para no salir sin nada del mercado, es hacer una lista con las distintas opciones o sustitutos de productos.

 

Es decir, si no encuentras papas ¿por qué otro alimento lo puedes sustituir? Si no te alcanza para llevar la proteína que habías presupuestado, entonces ¿con qué la puedes suplir? Es parte del ejercicio diario que debes hacer para ajustarte a lo presupuestado.

 

Usa una calculadora y lleva tus bolsas de tela o bolsos al mercado, porque las bolsas se pagan. ¡No pagues extras!

 

María Alejandra Guevara Chirinos/Resuélvete/Ciudad VLC