Por Ismael Noé: El Neoliberalismo retorna a Ecuador

2
291

Cuando en noviembre de 2017 el sacerdote y sociólogo François Houtart  visitó Caracas, procedente de Ecuador e invitado para reflexionar sobre teología y pensamiento crítico y la crisis de la izquierda en latinoamérica, mostró su preocupación por el retorno al Neoliberalismo tras el ascenso a la presidencia de la fórmula Lenin Moreno – Jorge Glass.

 

El clérigo pecó de sincero y nos confesó: “No sabemos realmente quien va a gobernar”.

 

Houtart, quien falleció días después, fue amigo y asesor del ex presidente Rafael Correa, fundador del Centro Tricontinental y mentor de Camilo Torres en Lovaina. La inquietud sobre la inconveniencia y riesgos de los pactos con la derecha, presente dentro y fuera del partido Alianza País, daban cuenta de la penetración a lo interno que había consumado la reacción ecuatoriana al proyecto político del país andino.

Houtart, teólogo de la liberación, ideólogo del Bien Común de la Humanidad y El Buen Vivir.

Leer más: Ecuador se vendió: Mire lo que le hicieron a Julian Assange

 

En el primer asomo de retorno al Neoliberalismo y oleada de arbitrariedades, Lenin Moreno emprendió contra Julian Assange, asilado en la embajada de Ecuador en Londres. Se llevó por delante al vicepresidente Jorge Glass, quien fuera defenestrado de su cargo tal como el cuco arroja de su nido colonizado al indefenso polluelo; al fiscal Carlos Baca y al presidente del Consejo de la Judicatura, Gustavo Jalkh; lo que le permitió tener bajo su control el poder judicial para utilizarlo en contra de los líderes progresistas antineoliberales.

De nuevo se implementó la judicializacion de la política. Tales desafueros recuerdan lo acontecido en Brasil con Michel Temer, ficha principal del Partido Movimiento Democrático Brasileño PMDB, y compañero de fórmula en la coalición que llevó a Dilma Rousseff a la primera magistratura, solo que en esa ocasión la defenestrada fue la presidenta misma de la república.

Neoliberalismo/Ciudad VLC
Lenin Moreno, Rafael Correa y Jorge Glass

En segunda oleada, Lenin Moreno, va por la cabeza del propio Rafael Correa a quien pretende extraditar y colocar tras las rejas. Eel ex mandatario posee amplias posibilidades de triunfo en las próximas elecciones presidenciales y su partido Alianza País en las elecciones para elegir prefectos, alcaldes y concejales en 2019. Y ahora solicita la devolución del edifico de la UNASUR.

 

Moreno sucumbe en su torpeza ante la presión interna de la derecha ecuatoriana y la externa de los EE.UU. escogiendo el camino de la traición que lo lleva a intentar restaurar el pasado neo liberal, desconociendo el inmenso prestigio y popularidad de Rafael Correa entre los movimientos sociales, campesinos e indígenas y en la población en general.

Si lograra su objetivo, Ecuador no será más un país de bajos impuestos y amplio presupuesto destinado a la inversión social, será el retorno a la oscura noche del neoliberalismo. ¡El tiempo dio la razón al cura belga!.

 

Leer más: Gobierno de Ecuador exige la devolución del edificio de Unasur

 

ISMAEL NOE VALECILLOS / CIUDAD VLC

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here