Golpe anti-elecciones:

Si algo ha aprendido este Gobierno, después de lidiar por años con un enemigo acérrimo interno y externo, es en materia de inteligencia y seguridad de Estado. Que si los cubanos han enseñado, que si los rusos apoyan… Como sea, este Gobierno no es el desprevenido aquel de cuando Chávez se dejó meter un golpe de Estado (efímero pero golpe al fin) encabezado y dirigido por oficiales que se decían leales y terminaron traicionando al Comandantes.

Hoy vivimos tiempos difíciles, con una oposición encajonada y sin posibilidades de triunfo electoral, y que una vez más, y como siempre, le apuesta a la vía del quiebre institucional promoviendo un golpe militar. Y para eso se buscaron un grupo de oficiales de la FANB que, bajo el influjo de los ofrecimientos del Departamento de Estado gringo y con suculentos emolumentos pre-pagados, se embarcaron en esa aventura develada y desmontada ya por el Gobierno venezolano y sus organismos de inteligencia.

 

elucubraciones
Develada conspiración militar

 

El fin de la conjura: Evitar las elecciones de mayo. Hay unos cuantos oficiales de diversos rangos detenidos, otros huyeron del país y hay bastantes investigados. Y digo bastantes porque las investigaciones nunca están demás.

 

 

Rodríguez Torres:

Mención aparte merece quien fuera hombre de confianza del Comandante Chávez y ministro estrella de Nicolás Maduro, el mayor general Miguel Rodríguez Torres. Ya desde que saliera del Gobierno estaba bajo sospecha, pues se hicieron públicas sus reuniones con la CIA; se dice que eso y el confuso enfrentamiento en el cual murieron unos miembros de un colectivo en Caracas originaron su despido como ministro de Interior y Justicia.

Desde ahí se dedicó Rodríguez Torres a recorrer el país impulsando un movimiento político que al principio quiso vender como chavista, pero que la práctica, el discurso y las “juntas” ponían de manera inequívoca del lado opositor. Pero ojo: Eso no es un delito y nadie va preso en este país por eso. La detención de Rodríguez Torres es por delitos mayores vinculados a la seguridad de la nación y que entran en el comentario anterior del golpe develado.

 

elucubraciones

 

Lo cierto es que él y otros oficiales están presos y las investigaciones siguen su curso; lo que espera el país es una explicación clara y precisa de los hechos, con nombres y apellidos de militares y civiles. Y, por supuesto, que la justicia y las leyes se apliquen respetando los derechos de los implicados. Pero que se apliquen, que de impunidad sabemos bastante.

 

 

El Guaro preso:

Y hablando de presos, quien estuvo un par de horas detenido por instrucciones de la Zodi fue el concejal de Naguanagua Gerardo Ramírez. El incidente, registrado como un malentendido, se suscitó cuando el concejal, conocido como “El Guaro”, se presentó en un llenadero a donde acuden los camiones cisternas que están atendiendo la grave problemática del agua en Carabobo.

Como se debe saber, este servicio de llenado es completamente gratis por orden del gobernador Lacava; sin embargo, un grupo de camioneros denunció que les estaban cobrando hasta 3 millones de bolívares por el llenado, lo que en definitiva perjudicaría al pueblo, pues es éste siempre quien asume los costos.

ineficiente servicio de agua en hidrocentro

Ante esta situación, se presentó “El Guaro” en el sitio y en su condición de concejal hizo los reclamos correspondientes, lo que generó una discusión con los militares encargados del llenadero que desembocó en su “detención momentánea”. Un par de horas después, y aclarado el asunto, fue dejado en plena libertad.

Para quienes conocemos al Guaro y sabemos de su ímpetu e irreverencia a la hora de defender al pueblo, se nos hace más fácil entender este impasse que, en todo caso, sirvió para aclarar y mejorar las cosas en ese llenadero.

 

El Petro y las sanciones:

Se veían venir, pues algo tenía que hacer el gobierno norteamericano ante el avance del Petro como instrumento de defensa de los gobiernos del mundo, coaccionados y asediados para que cumplan los designios usamericanos según sus particulares intereses.

Les dio en la madre el Petro y confundidos y desorientados salen cual “jaquetón” de barrio a amenazar a cualquier ente, persona o gobierno que los use en su afán “humanitario” de impedir que compremos comida y medicinas en los mercados internacionales.

 

Agresión y sanciones

Menos mal que el capitalismo salvaje imperante en este mundo no le para a amenazas ni sabe de razones que no sean las ganancias y en función de eso, hay muchas, pero muchas empresas interesadas en hacer negocios con nuestro país y dispuestas a cobrar en criptomonedas y, por tanto, en Petros. Incluso empresas norteamericanas. ¡Y con ellas haremos negocios!

 

 

El Panal 2021:

Si queremos un ejemplo de organización popular eficiente, combativa y comprometida con el pueblo solo tenemos que mirar hacia el sur y ver la experiencia de la Comuna Insurgente El Panal 2021.

Sus actividades de atención y defensa del pueblo, de gestión y autogestión para la solución de sus problemas se han visto reforzadas por la confianza que en ella han depositado instituciones como Alimca, la cual por instrucciones de su presidente, José Ávila, ha delegado en ella la distribución de alimentos en su área geográfica.

Y ha cumplido con eficacia y transparencia. Ojalá que experiencias organizativas como estas se multipliquen, para que hagamos cierta la frase del padre cantor Alí Primera:

 

“Yo sé que un día el pueblo será gobierno”.

 

 

Granjas:

Ya inició el proceso de instalación de granjas para el minado de criptomonedas, todo como parte de la logística necesaria para la implementación definitiva del Petro. Incluso nuestro presidente Maduro inauguró la primera en acto televisado y que gran parte del país vio.

Pero pregunto: ¿Y si iniciamos el proceso de instalación de granjas de verdad? Es decir: No me refiero a granjas virtuales, sino a las reales, donde se crían gallinas, cabras, cerdos, donde se cosechan hortalizas, verduras, frutas. Ojo: Apoyo plenamente las granjas de criptomonedas como herramienta tecnológica que debe llevarnos a romper el bloqueo criminal que nos impide comprar lo que como país necesitamos.

 

Petromoneda1 criptomoneda venezolana

 

Pero creo que también debemos impulsar las granjas reales, esas donde debemos producir los alimentos que necesitamos. Ahí tenemos los CLAP (Comités Locales de Alimentación y Producción). Y tenemos la “P” de producción, esa a la que pocos le paran, pues esperan sentados que les llegue una caja de México o de quién sabe dónde.

Pues que cada CLAP, mínimo, tenga una granja. Les damos un tiempo para que se organicen: Terreno, semillas, animales, etc. ¡¡Que aporten, verga!! Que no esperen que el Gobierno les regale todo. Seguro que en la gran mayoría de las comunidades hay un terreno apto para el cultivo, que alguien puede donar un gallo y una gallina, o un chivo o una cochina para empezar.

 

¿Que no tenemos nada? Entonces que el Gobierno apoye. ¿Que ha pasado cierto tiempo y teniendo los recursos no producen nada? ¡¡Pues no hay cajas!! O producimos o producimos. Vamos a enfrentar al imperio con el Petro y vamos a salir adelante: Que nos sirva para comprar lo que no podemos producir.

 

 

Pero eso de comprar pollos a Brasil, harina de maíz a México, perniles a Colombia, entre otras cosas, ya es flojera y sinvergüenzura. ¿Y cómo resolvemos?: Con granjas. De las virtuales y de las reales, ambas necesarias para romper el bloqueo y ganar la guerra económica que nos tiene pasando hambre.

 

 

Seguid el ejemplo que Coro dio:

Leo en la prensa de mi terruño falconiano que unos delincuentes robaron gran cantidad de comida de una empresa socialista dedicada a surtir los comedores escolares de la ciudad. Aunque no era la primera vez que hurtaban en los depósitos de esta EPS, la cuantía de lo robado hizo que los encargados pusieran la denuncia en los organismos competentes, por lo que el Departamento de Inteligencia de la Policía estadal abrió las averiguaciones y apresó, con lo robado, a los delincuentes que dejaron sin comida a unos niños de escuela. Todo bien y final feliz.

Pero lo que realmente vale la pena destacar es cómo ubicaron a los ladrones, pues, fue sencillo, fácil, rápido y barato: Las redes sociales. Sí, se metieron en Facebook e Instagram y allí estaban, con fotos y todo, la harina de trigo, el arroz, el aceite, etc. a precios astronómicos, claro, ofertados al mejor postor por una joven chica, opositora por demás, de esas que en las mismas redes maldice al Gobierno porque los muchachitos van sin comer a clases.

 

 

Ya está presa ella y sus cómplices. Y la gran pregunta: ¿No se puede hacer eso en todas partes? ¿No pueden los organismos de inteligencia y seguridad del Estado auditar o, por lo menos, revisar lo que ofertan en las redes sociales?

Se caerían para atrás: Harina de trigo rusa, medicamentos de Barrio Adentro, apartamentos de la GMVV, carros chinos, azúcar, arroz, leche de los CLAP y hasta de Mercal. Sííí, aún quedan por ahí productos de Mercal ofertados en el mercado negro que existe, que todos vemos y padecemos, pero que las autoridades ignoran.

¿Y si agarramos a un par de vendedores On-line y les preguntamos: Diga usted de dónde sacó esa mercancía? Difícil no es. Es cuestión de voluntad. ¡Pero esa parece que se fue de viaje!

 

LEER MÁS: ELUCUBRACIONES-JOSÉ GREGORIO BLANCO 16-03-2018

 

José Gregorio Blanco/@JoseGBlancoC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here