La senadora mexicana Citlalli Hernández recibió un libro bomba este miércoles que se activó en las instalaciones de su oficina en el Senado. El artefacto explotó al manipularlo y aparentemente la detonación fue cerca de su rostro. Así lo informaron medios locales.

Según reportes preliminares la legisladora fue atendida por el servicio médico de la institución y presenta quemaduras que no ponen en riesgo su vida.

A través de su cuenta de Twitter la senadora del partido político Morena rechazó el ataque en su contra y agradeció la preocupación expresada. «Condeno totalmente el acto violento e intimidatorio que sufrí en mi oficina, pero refrendo mi convicción de que la revolución de las conciencias y el cambio en este país se debe dar y se dará en forma pacífica«, señaló Hernández.

Elementos de investigación criminal se encuentran en el lugar y se sabe que Ricardo Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República solicitó la colaboración del Ministerio Público y la Fiscalía General para esclarecer el hecho.

La zona de la explosión ha sido aislada y se ha restringido el paso por algunas secciones del recinto legislativo. Además, el personal ha sido desalojado de las oficinas.

TAMBIÉN DE TU INTERÉS: PAPA FRANCISCO A LULA: «EL BIEN VENCERÁ AL MAL»

Tras el atentado, varios representantes de diferentes bancadas políticas expresaron su solidaridad con Hernández y condenaron los actos violentos. «Es necesario que el responsable no quede impune», agregó Kenia López, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado de México.

 

Ciudad VLC/Tomado De RT

Deja un comentario