El fin de semana arrojó una noticia esperada por muchos en Latinoamérica, la estrepitosa derrota del presidente argentino Mauricio Macri y el consiguiente retorno del Kirchnerismo, esta vez representada por Alberto Fernández, en una jornada donde no se eligió nada pero se definió casi todo.

Voto castigo

Consecuentemente, los contundentes resultados de la fòrmula Fernandez-Fernandez, que aplastó a Macri, prefiguran un eventual triunfo de Alberto Fernández sin necesidad de segunda vuelta en los próximos comicios generales previstos para el 27 de octubre, cerrando el camino a la reelección del actual gobernante.

“Evidentemente ha habido un voto castigo, una clara derrota del gobierno de Mauricio Macri. Una gran parte del pueblo trabajador utilizó el instrumento del voto a la formula Fernández-Fernández para castigar al gobierno de Macri” señaló Nicolás Del Caño quien encabezó la conferencia de prensa del Frente de Izquierda Unidad a poco de conocerse los resultados.

LEER MÁS: EN ARGENTINA FERNÁNDEZ DERROTÓ A MACRI

“Esta militancia recorrió todo el país, y nos ubicó como cuarta fuerza. Debemos redoblar los esfuerzos».

«Tenemos la responsabilidad de llegar a todos lados con nuestras propuestas, para fortalecer las bancas, porque son nuestros y nuestras referentes quienes van a estar con quienes salen a luchar en cada lugar del país. Quien venga va a implicar más ajuste, para eso tenemos que prepararnos y este es un voto de confianza”. Destacó Del Caño.

“Unos disfrutan, otros padecen”

Por su parte, Alberto Fernández ha declarado: “No vinimos acá a restaurar un régimen, sino una nueva Argentina que tome en cuenta las mejores experiencias, que termine con esta mentira y le deje a la gente un horizonte mejor para el futuro y en esa Argentina todos caben”.

Añadió que “Argentina es un país integrado y no segregado “donde unos disfrutan y otros padecen”.

La ex mandataria Cristina Fernández opta por la vicepresidencia en una dupla donde Alberto Fernández aspira a la presidencia del país austral.

Por lo pronto ha sido una jornada en la cual el peronismo ha salido fortalecido en alianza con grupos de izquierda, mientras que el actual modelo neoliberal acusa un serio revés.

Macri admitió la derrota y mandó a dormir a los argentinos.

Ciudad VLC/Ismael Noé

Deja un comentario