Tres soldados de las Fuerzas Especiales del Ejército de EE.UU. murieron y dos resultaron heridos en Níger en una emboscada de presuntos militantes islámicos que operan desde Mali.

 

Además de los tres soldados gringos, las autoridades estadounidenses confirmaron la muerte de un cuarto soldado, del Ejército de Níger.

 

Los militares estadounidenses no confirmaron las muertes oficialmente, pero sí reconocieron que se había producido un incidente de «fuego hostil» en el que habían participado tropas estadounidenses.

 

«Estamos trabajando para confirmar los detalles del incidente y tendrán más información tan pronto como podamos confirmar los hechos sobre el terreno», dijo un portavoz de Africa Command, o AFRICOM.

 

Generalmente, los militares no confirman ni identifican las bajas estadounidenses hasta que se ha asegurado de que los miembros de la familia del fallecido han sido debidamente notificados.

 

Por su parte, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo a periodistas que el general John Kelly había informado al presidente Donald Trump sobre el incidente.

 

El precio de la invasión

Las muertes ponen de relieve una de las muchas operaciones militares que se están llevando a cabo en África como parte de las acciones injerencistas y belicistas del gobierno estadounidense, quien dice comandar una amplia guerra contra supuestos grupos extremistas, en varios países de África y el Medio Oriente.

 

Según la emisora ​​de radio francesa RFI, una patrulla nigeriana-estadounidense conjunta fue emboscada cerca de la aldea de Tongo Tongo, aproximadamente 17 millas de la frontera con Malí.

 

El norte de Malí ha sido escenario de un complejo conflicto entre múltiples grupos militantes islamistas, entre ellos Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), una insurgencia secular respaldada por el grupo minoritario étnico tuareg y las fuerzas gubernamentales respaldadas por Occidente, principalmente Francia.

 

Si los informes sobre la ubicación de las víctimas son correctos, indicaría un ataque coordinado emprendido desde el territorio más recientemente bajo el control del Movimiento por la Unidad y la Jihad en África Occidental, conocido por su sigla en francés, MUJAO.

 

soldados gringos en Níger

 

Aunque se sabe que Estados Unidos opera una base de aviones no tripulados en Níger y también tiene fuerzas asignadas a las operaciones contra Boko Haram en el este del país, este es el primer incidente conocido en el que las fuerzas estadounidenses han muerto en combate contra militantes islámicos en Mali.

 

Gran parte de la participación militar estadounidense en África es llevada a cabo por las Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos – también conocidas como Boinas Verdes – que trabajan con fuerzas armadas locales en un esfuerzo por profesionalizar sus fuerzas bajo programas llamados «asesorar y ayudar» por el Pentágono.

 

 

Ciudad VLC/Agencias

Deja un comentario