Nissan España anunció al Ministerio del trabajo, como a sindicatos, que cerrará sus plantas en Cataluña, afectando de manera general a unos 20 mil empleos.

La compañía anunció que las factorías de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu serán cerradas, debido a los bajos rendimientos en los últimos tiempos y exacerbado por la pandemia del coronavirus.

Estimaciones aseguran que de manera directa afectará a 3 mil trabajadores, aunque los empleos damnificados podrían elevarse en torno a los 20 mil, considerando el impacto sobre empresas de componentes y servicios que surtían a la compañía japonesa.

Aún queda por conocer la situación de los cerca de mil empleados de las fábricas de Ávila y Cantabria, al norte de España, que podrían integrarse en la cadena de distribución de las plantas francesas de Renault, debido a que será este socio de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, quien se quede con la cuota de mercado europea.

 

El coronavirus fue la estocada final para Nissan España

Parece que la crisis del coronavirus adelantó un final que ya se preveía, tras las 600 prejubilaciones con las que se saldó la negociación del Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) del año pasado.

 

 

Se pudo conocer que la empresa en los últimos tiempos tuvo una baja en la producción –con alguna fábrica operando al 20 % de su capacidad–, además de la pérdida de modelos y una década sin grandes inversiones en las factorías catalanas, lo cual vaticinaban que podría producirse la marcha de Nissan después de cuatro décadas en Barcelona.

Desde el 4 de mayo los trabajadores del gigante nipón se encontraban en huelga indefinida, mientras que otros habían sido afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) debido al parón económico motivado por la crisis del coronavirus.

LEA TAMBIÉN: FRANCIA CRITICÓ A ITALIA Y A ESPAÑA POR REABRIR SUS FRONTERAS.

 

Trabajadores exigen acción del Estado

Tras conocer la noticia anunciada por la empresa la mañana de este jueves, miles de sus trabajadores acudieron a protestar a las puertas de la factoría de la Zona Franca, en Barcelona, donde se registraron quema de cauchos y cantos de proclamas.

 

 

Representantes de los trabajadores afirmaron que van «a mantener en lucha a los trabajadores de Nissan» y que van «a poner en jaque a todas las administraciones» pidiendo que les apoyen.

Por su parte, la ministra de Economía de España, Nadia Calviño, sostuvo este jueves que el Gobierno de España quiere negociar con la firma japonesa cómo encauzar el cierre anunciado de su planta en Barcelona o bien tratar de buscar «una solución alternativa», según declaró en una entrevista en la televisión pública.

 

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT

Deja un comentario