Policías descontentos con sus condiciones laborales asaltaron este domingo un cuartel militar en la capital de Haití, en el cual dos soldados murieron y unos 12 resultaron heridos.

El asalto se produjo en el dimanche gras, el primer día del Carnaval haitiano y en pleno Champ de Mars, la gran explanada situada frente al Palacio Presidencial donde se iban a celebrar los desfiles, que fueron cancelados tras los tiroteos.

«A fin de evitar un baño de sangre programado, el Gobierno informa a la población y a los carnavalescos en particular que ha decidido cancelar el Carnaval en Puerto Príncipe», anunció el Ministerio de Cultura y Comunicación en una nota oficial.

El Gobierno calificó los hechos vividos en el centro de Puerto Príncipe como una «situación de guerra», con tiroteos durante toda la jornada y calles bloqueadas.

 

Policías de Haití intentaron incendiar cuartel general del Ejército

Se pudo conocer que un grupo de policías vestidos de civil y encapuchados atacó a tiros el cuartel general del Ejército y trató de incendiar el edificio, ubicado en la misma zona, según informó el Alto Mando de las Fuerzas Armadas.

 

Haití
Policías y militares convirtieron la capital haitiana en un campo de guerra.

 

«Estamos bajo asalto. Estamos bajo fuego de todo tipo de armas, rifles automáticos, cócteles molotov, gases lacrimógenos», dijo Jodel Lessage, general de las Fuerzas Armadas. «Debido a que somos atacados, ha habido respuestas», agregó.

Sin embargo, el militar no pudo especificar la cantidad de soldados que había en el cuartel general del ejército, ubicado a pocos metros del Palacio Nacional.

Acto seguido, el tiroteo se generalizó por la plaza de Champ de Mars, enfrentando de un lado a los militares y del otro a policías de uniforme y de civil, ante la mirada de periodistas que habían acudido a cubrir el Carnaval.

Ya caída la noche, la situación permanecía tensa ya que se seguían oyendo fuertes tiroteos en diversos puntos de Puerto Príncipe.

Los incidentes se extendieron hasta la sede de la Radio Televisión Caraibes, donde hombres armados identificados como «manifestantes de la Policía» incendiaron varios vehículos de la emisora, según denunció el sindicato de periodistas.

 

Exigencias se centran en mejoras en condiciones de vida

La policía exige mejores condiciones de trabajo y, en particular, el derecho a formar un sindicato que garantice la transparencia en las negociaciones con su jerarquía.

 

Haití
Según medios locales, policías retirados se unieron al ataque contra el cuartel militar.

 

Por su parte, el presidente Jovenel Moïse anunció el sábado una serie de medidas para tratar de detener la crisis, incluida la creación de un fondo de ayuda para los policías muertos en el ejercicio de sus funciones, un fondo para cubrir seguros y la concesión de préstamos hipotecarios a tasas bajas.

Sin embargo, para los agentes policiales no es suficiente dicho paquete de medidas del Ejecutivo y rechazaron la oferta.

El Ejército de Haití tiene un contingente pequeño, de unos 500 soldados y fue creado en 2017 por orden del actual presidente, a cuya figura los militares muestran lealtad.

Por el contrario, la Policía haitiana tiene un contingente de cerca de 15 mil efectivos, los cuales fueron entrenados por los militares y policías desplegados en el país entre 2004 y 2019 en el marco de la Misión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Ciudad VLC / Tomado de EFE.

Deja un comentario