El número de víctimas mortales causado por el doble atentado con camiones bomba perpetrado el pasado sábado en Mogadiscio, capital de Somalia, asciende a más de 300, cifra que no ha podido precisarse debido a que muchas de las víctimas se convirtieron en cenizas con el fuego.

 

El Ministerio de Información del gobierno somalí destacó que los centros hospitalarios se encuentran colapsados, mientras los servicios de emergencias, apoyados por el Ejército, continúan la búsqueda de víctimas entre los escombros de viviendas derruidas por las fuertes explosiones.

 

Mientras continuaban los funerales, el gobierno dijo que se espera que aumente el número de muertos en las próximas horas.

 

El ataque es uno de los más mortíferos en África subsahariana, más grande que el ataque de la Universidad de Garissa en Kenia en 2015, en el que murieron 148 y los atentados de la Embajada de Estados Unidos en Kenia y Tanzania en 1998, en los que murieron alrededor de 219.

Otras 400 personas resultaron heridas, muchas de ellas gravemente quemadas, luego de que el bombardeo del sábado se dirigió a una calle abarrotada en Mogadiscio. El gobierno de Somalia ha culpado a Al-Shabab, el grupo extremista islámico más mortífero de África, Al-Qaeda, que no se ha pronunciado.

 

Somalia
Muchas de las víctimas quedaron carbonizadas e irreconocibles (AP).

 

Mientras los hospitales y las familias continuaban contando los muertos, casi 70 personas seguían desaparecidas, según las cuentas de sus familiares, dijo el capitán de policía, Mohamed Hussein. Dijo que muchos cuerpos fueron quemados hasta convertirse en cenizas en el ataque.

 

Casi todas las víctimas tienen serias heridas, el horror es indescriptible”, narra una enfermera del Hospital Medina en la emisora Shabelle.

 

Somalia: Tragedia doble

La primera explosión se produjo junto al hotel Safari, situado en la conocida como intersección K5, una de las zonas más populares de la capital y sede de oficinas gubernamentales, hoteles y restaurantes. El segundo ataque, con idéntico ‘modus operandi’, se llevó al cabo al lado de un concurrido mercado situado junto a la antigua sede de la aerolínea nacional Somalia Airlines en el distrito de Wadajir.

 

Somalia
Continúan las labores de recuperación de cuerpos y el rescate de posibles sobrevivientes (AP).

Según analistas locales, los problemas internos del Gobierno y su distanciamiento con la cúpula del Ejército han permitido a Al Shabab recuperar su capacidad de atentar a gran escala.

 

Países como Kenia y Etiopía se han ofrecido a enviar asistencia médica en respuesta a lo que el gobierno somalí ha llamado un «desastre nacional», dijo el ministro de Información, Abdirahman Osman.

 

La organización terrorista, que se afilió en 2012 a la red internacional de Al Qaeda, controla parte del territorio en el centro y el sur del país y aspira a instaurar un Estado islámico de corte wahabí en Somalia.

 

El líder somalí del país, el presidente Mohamed Abdullahi Mohamed, declaró tres días de luto y se unió a miles de personas que respondieron a la desesperada petición de los hospitales de donar sangre.

 

Somalia
Servicios médicos se encuentran colapsados ante la cantidad de víctimas y heridos. (AP)

 

Ciudad VLC/Agencias

2 Comentarios

Deja un comentario