un antes y un después del coronavirus

Venezolanas y venezolanos siempre mantienen la esperanza ante las situaciones más difíciles. Y habrá un antes y un después del coronovirus.

Este sentimiento de dimensiones tanto espirituales como psicológicas amerita reflexión “porque estamos frente a un cambio epocal”.

“Habrá un antes y un después del coronavirus. Nunca es mala la esperanza pero que eso no nos haga bajar la guardia ante las medidas de seguridad», afirmó el psicólogo venezolano Miguel Posani, vicepresidente de la Fundación Psicosocial Eon.

Posani, quien tiene unos 30 años desarrollando proyectos de investigación en el área psicosocial, en entrevista con la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), manifestó que es necesario aclarar a los sectores de la población que se niegan a aceptar las nuevas realidades como la actual, que es «necesario protegerse y no auspiciar la propagación del virus».

El investigador, en su tajante opinión, afirmó que «quien imagina que pronto volverá a seguir haciendo lo que antes hacía está equivocado».

un antes y un después del coronavirus

«El nuevo entorno, cuando cese la cuarentena, va a reforzar nuestra conciencia colectiva, y también nuestra responsabilidad por evitar el peligro de infección. Hay que repensar toda nuestra realidad y cómo nos relacionamos con ella, ¿Seguimos siendo depredadores, irresponsables o comenzamos a aplicar verdaderamente la inteligencia? Creo que esto lo provocamos nosotros como civilización», refirió el investigador.

Analizando la conducta habitual del venezolano dijo que aunque hemos tenido mucho tiempo experimentando con las restricciones ya cotidianas impuestas por el bloqueo y los ataques propiciados al país, este nuevo escenario -la llegada del coronavirus- no es un asunto de «ciencia ficción y cada vez se hace más real».

«Amerita que inventemos medidas y métodos tanto colectivos como individuales, que antes no se consideraban y parecían fantasiosos, como el de la desinfección y de la cuarentena para enfrentar a un enemigo invisible. La suma de todos nuestros miedos es el virus», destacó.

El investigador sostiene que con el transcurrir de los días en cuarentena se incrementan los niveles de estrés en ciertas personas, además que surgen problemas personales e interpersonales.

Ante esto, sugirió desarrollar redes de apoyo terapéutico a través del uso de la tecnología.

Con referencia a las realidades domésticas acotó el psicólogo que la creatividad y la solidaridad es un gran ejercicio para sobrellevar estos tiempos. Estar conscientes que habrá un antes y un después del coronavirus.

«Debemos ser creativos con nuestra realidad doméstica, pero además desarrollar mucho más nuestro sentido de la solidaridad con los demás, recordemos que somos la misma especie. En este sentido, el sentirnos útiles para los demás es un gran ejercicio diario que debemos desarrollar cada uno de nosotros», dijo.

A su entender «no nos hemos dado cuenta que en esta nueva película de la realidad, los enemigos y los héroes somos nosotros mismos. Debemos ser conscientes de esto», finalizó.

 

LEE MÁS: JESÚS SANTANDER: LA ESPERANZA Y LA FE PARA VENCER

 

 

Ciudad VLC/AVN

 

 

Deja un comentario