Venezuela condenó este lunes las acciones injerencistas perpetradas por el gobierno de los Estados Unidos (EEUU) contra la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional.

Este rechazo se da al aplicar, EE.UU, medidas coercitivas unilaterales contra los miembros del Parlamento, tras votar en rechazo a la reelección del diputado Juan Guaidó a la presidencia del Poder Legislativo.  

LEER MÁS: PRESIDENTE DE LA AN RECHAZA SANCIONES DE EE.UU CONTRA NUEVA DIRECTIVA

Jorge Arreaza, canciller de la República, publicó un comunicado en su cuenta en la red social Twitter donde señala las intenciones del Departamento del Tesoro de EE.UU.

«El gobierno de Donald Trump pretende ocultar su manifiesto fracaso en su intento por imponer un cambio de gobierno por la fuerza y profundiza su intromisión en asuntos internos de Venezuela»

«EE.UU pretende inmiscuirse en asuntos exclusivos del Parlamento venezolano, con la insólita intención de designar desde Washington las autoridades del poder legislativo venezolano».

En este sentido, la nación suramericana reiteró que estas medidas unilaterales violan el derecho internacional y atentan contra la estabilidad del país. 

A continuación el texto donde Venezuela condenó las sanciones a la directiva de la AN

La República Bolivariana de Venezuela denuncia, una vez más, ante la comunidad internacional y ante los pueblos libres del mundo, la práctica ilegal por parte de la élite dominante en Estados Unidos de América, al pretender aplicar medidas coercitivas unilaterales contra servidores públicos venezolanos, con el fin de interferir y socavar el buen funcionamiento de las instituciones democráticas del país.

Con la imposición de medidas arbitrarias en contra del presidente de la Asamblea Nacional, Luis Parra, electo el domingo 05 de enero de 2020, su directiva y otros diputados, todos integrantes de partidos de la oposición, el gobierno de Donald Trump pretende ocultar su manifiesto fracaso en su intento por imponer un cambio de gobierno por la fuerza.

EE.UU. profundiza su intromisión en asuntos internos de Venezuela, al punto de inmiscuirse en actos exclusivos del parlamento venezolano, con la insólita intención de designar desde Washington las autoridades del poder legislativo venezolano.

Cabe recordar que las decisiones del parlamento venezolano son soberanas y autónomas con respecto a los demás poderes públicos del Estado.

La actuación de los parlamentarios y parlamentarias se enmarca en lo establecido en el artículo 201 de la Constitución que indica que son representantes del pueblo «no sujetos o sujetas a mandatos ni instrucciones, sino solo a su conciencia».

Estas gravísimas acciones unilaterales son contrarias al Derecho Internacional y atentan contra la estabilidad, la paz y la autodeterminación del pueblo venezolano.

La República Bolivariana de Venezuela rechaza esta nueva agresión estadounidense y reafirma que ninguna presión extranjera la desviará del camino de la independencia y el apego a la voluntad democrática soberana de sus ciudadanos y ciudadanas.

Venezuela insta a toda la comunidad internacional a proteger los sagrados principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y a condenar estos nuevos ataques contra su soberanía y sus instituciones democráticas.

CONTINÚA LEYENDO: EE.UU IMPONE SANCIONES A DIPUTADOS OPOSITORES EN LA AN

Ciudad VLC/AVN/Dámaso Pérez

Deja un comentario