El exfutbolista alemán Andreas Brehme anunció que se encuentra subastando un balón de la final del Campeonato Mundial de Italia 1990, en la que Alemania se impuso por 1-0 a Argentina, gracias a un gol de penalti del propio Brehme, para recaudar fondos en la lucha contra el coronavirus.

El exlateral izquierdo quiere ayudar con esta iniciativa especialmente a las víctimas del coronavirus en Italia, donde militó entre los años 1988 y 1992 en las filas del Inter de Milán, con el que conquistó una Liga en 1989 y la Copa UEFA en 1991.

La puja por el balón, firmado por todos los integrantes de la selección alemana, ha alcanzado ya una cifra de 3 mil 150 euros, una cantidad que se espera que aumente antes del fin de la subasta, prevista para el próximo 6 de mayo.

 

andreas brehme_mundial italia 90

 

El balón de la final, disputada en el Estadio Olímpico de Roma, no es el único objeto puesto a subasta por el exlateral izquierdo, pues también cedió otro balón; en este caso de entrenamiento, firmado por los jugadores campeones del mundo en 1990.

Brehme comenzó jugando en equipos pequeños, hasta que el Kaiserslautern de Alemania lo compró cuando tenía 21 años. Su excelente nivel rápidamente lo colocó en el Bayern Munich y en la selección de su país, para destacarse en competencias de clubes con el Inter, compartiendo éxitos con sus coterráneos Lottar Mätthaus y Jürgen Klinsmann.

 

LEER MÁS: EL CARABOBO Y UN PÉSIMO ARRANQUE EN EL FÚTBOL VENEZOLANO

 

Después de la gloria mundialista en Italia 90, Brehme tuvo una poco relevante experiencia en el Real Zaragoza de España en la campaña 92-93 y luego regresó al Kaiserslautern, donde se retiró en 1998, para culminar su presencia activa en el fútbol con una breve carrera como entrenador y asistente técnico.

 

Ciudad VLC / AVN

Deja un comentario