Consumir azúcar blanca se ha convertido, según el saber popular, en una forma de proporcionar glucosa al cuerpo, necesaria para obtener energía, no obstante, solemos desconocer los efectos del azúcar blanca en nuestro cuerpo. Sigue leyendo esta nota de Guía Salud y aprende del tema.

Sin embargo, estudios médicos demuestran que la glucosa y el azúcar blanco (refinados) son dos cosas distintas entre sí. El primero se encuentra naturalmente en la fruta y la miel; el segundo es un producto químico que es un verdadero veneno.

Estamos acostumbrados al consumo de un producto (no natural) que el cuerpo no necesita y que crea mucho daño.

 

 

¿Cómo se obtiene el azúcar blanca?

  • El azúcar blanca es el resultado de un proceso de refinado químico, a través del cual el jugo se extrae de la caña de azúcar o la remolacha, eliminando las fibras y las partes sólidas.
  • Para “limpiar” el jugo se usa lima, que desencadena una reacción química que destruye casi todas las vitaminas.
  • Luego se introduce dióxido de carbono para eliminar la cal.
  • El líquido se filtra y se agrega sulfato de calcio para que quede blanco.
  • Hierven todo hasta que se cristalice un jarabe espeso.
  • Después de un proceso de centrifugación, se obtiene un jarabe “crudo”, llamado melaza.
  • La melaza pasará otros procesos de refinación: se limpia con carbonato de calcio, se blanquea con ácido sulfúrico, se filtra con huesos de buey carbonizados y se cocina hasta que el cristal se comercializa.
  • El resultado es una sacarosa refinada, una sustancia sin vitaminas, ni minerales, proteínas, oligoelementos, fibra o agua: azúcar blanca.

 

 

LEE TAMBIÉN: EL CILANTRO ES UNA INFUSIÓN QUE DEBES PROBAR PARA LA DIGESTIÓN

 

 

¿Qué le hace el azúcar blanca al cuerpo?

Este producto, que ha perdido casi todos sus nutrientes, después de ser consumido, obliga a nuestro cuerpo a neutralizarlo, activando un mecanismo de compensación que apunta a mantener el equilibrio homeostático. Este proceso “roba” mucha energía y reservas de minerales de nuestro cuerpo, incluidos los huesos.

Nuestro cuerpo, que está buscando fuentes de glucosa, los saca de los tejidos de nuestro cuerpo y causa la desmineralización. Cuando consumimos azúcar blanca refinada, perdemos fósforo (necesario para el cerebro y la memoria), calcio (esencial para huesos y dientes), hierro (producción de proteínas), vitaminas B (para obtener energía de lo que comemos), nutrientes y minerales que son necesarios en nuestro cuerpo

Sin duda, consumir este producto significa inyectar veneno al cuerpo, un veneno silencioso que si apreciamos la vida, es hora de eliminarlo de la dieta. Es una recomendación de Guía Salud, el suplemento que te ofrece alternativas saludables para disfrutar de una vida plena y sana.

 

 

TE INVITAMOS A LEER Y COMPARTIR: CONOCE LOS EFECTOS SECUNDARIOS DE LA AMOXICILINA

 

 

CIUDAD VLC/GUÍA SALUD/muchasalud

1 Comentario

Deja un comentario