El representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, reiteró la denuncia contra las medidas coercitivas impuestas por el gobierno de Estados Unidos (EEUU) como crímenes de lesa humanidad contra el pueblo venezolano en medio de la pandemia del Covid-19.

 

El pronunciamiento lo hizo durante su participación en un seminario vía online de la organización para analizar el impacto de las medidas coercitivas unilaterales en la lucha mundial contra el Covid-19, referido por la Cancillería en el Twitter.

 

Moncada detalló las afectaciones del bloqueo económico y comercial impuesto por EEUU a Venezuela que ha atentado contra la adquisición de alimentos y medicinas para la población venezolana.

 

 

Confiscación de activos venezolanos en el exterior

Estas medidas han dado cabida, además, a la confiscación de activos venezolanos en el exterior como la empresa Citgo, filial de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), la cual está valorada en unos 34.000 millones de dólares, además de la empresa Monómeros en Colombia, adscrita a Pequiven.

 

Durante la videoconferencia se recalcó la arbitrariedad de las medidas unilaterales de EEUU y que ponen en riesgo no solo la vida de las poblaciones, sino sus sistemas de salud.

 

Los ponentes coincidieron en que es vital la unión de la comunidad internacional en la condena de estas medidas por ser contrarias a la Carta de la ONU, al Derecho Internacional y afectan los derechos humanos a la vida, a la salud, a la alimentación, al desarrollo de los pueblos.

 

CONTINÚA LEYENDO: CANCILLER ARREAZA: ADMINISTRACIÓN DE EEUU MANTIENE OBSESIÓN CRIMINAL CONTRA VENEZUELA

 

Ciudad VLC/AVN

1 Comentario

Deja un comentario