Cardenales de Lara ha visto cada una de las fases de los últimos cuatro torneos. Desde inauguraciones hasta celebraciones contrarias o propias. Caribes de Anzoátegui no ha tenido esa cadena, pero –al igual que los crepusculares- tiene experiencia en finales recientes.

Los dos equipos han disputado cuatro instancias decisivas en el lapso de los últimos 10 años; la regularidad los hizo toparse en la final de la 2017-2018, con resultado favorable a los indígenas.

La Gran Final de la temporada 2019-2020 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional será la quinta para las dos organizaciones en el último decenio.

 

Cardenales de Lara a la final

Cardenales tiene cuatro etapas cumbres consecutivas que es un logro extraordinario, tomando en cuenta solo las series directas para decidir campeones (omitiendo las fases culminantes basadas en rondas de todos contra todos), los pájaros rojos son el cuarto equipo que disputa al menos cuatro finales sucesivas.

Cardenales
Balbino Fuenmayor

 

Leones del Caracas lo consiguió dos veces: primero en las campañas 1961-1962, 1962-1963, 1963-1964 y 1964-1965, y luego en las 1979-1980, 1980-1981, 1981-1982 y 1982-1983.

Tigres de Aragua estampó una de las dinastías más recordadas en la historia del circuito con siete finales sucesivas (la zafra 2002-2003 no se completó): 2001-2002, 2003-2004, 2004-2005, 2005-2006, 2006-2007, 2007-2008 y 2008-2009.

Navegantes del Magallanes lo logró justo antes que Cardenales: 2012-2013, 2013-2014, 2014-2015 y 2015-2016.

 

En las tres finales anteriores, Lara cayó en las 2016-2017 (contra Águilas), 2017-2018 (ante Caribes) y ganó en la 2018-2019 (frente a Leones).

Caribes ha sido muy efectivo en las cuatro finales anteriores a la que se celebrará a partir de este domingo. Conquistó tres gallardetes en el proceso. Ganó en la decisión del campeonato 2010-2011 (vs Tigres), 2014-2015 (vs Magallanes) y 2017-2018 (vs Cardenales).

Perdió en la 2013-2014 (vs Magallanes). Todas esas finales fueron vividas y protagonizadas por dos hombres que siguen siendo pilares de la Tribu: Niuman Romero y Alexi Amarista.

Ahora se medirán estos dos equipos curtidos, y aquí hay datos de cada uno para la Gran Final 2019-2020.

 

Cardenales de Lara con 5 títulos, 11 subcampeonatos y 16 finales fue fundado en 1965

El camino a la gran final fue de la siguiente manera:
Segundo lugar en la ronda regular: 24-18, luego en la primera ronda de los playoffs le ganó a Navegantes del Magallanes en seis juegos. Seguídamente en la semifinal derrotó a Águilas del Zulia en cinco juegos.

Para la final hubo una sustitución con el relevista Wilking Rodríguez que entró por el lanzador Raúl Barrón, original de los Tigres de Aragua, pero reforzó a Águilas del Zulia en la primera fase de los playoffs y en la semifinal.

En la ronda regular fue uno de los mejores del circuito, ya que en la pos-temporada aceptó tres carreras limpias en 8.1 innings, con 1.20 de WHIP (promedio de rivales embasados por cada capítulo).

 

LEER MÁS: YEFERSON SOTELDO JUGARÀ CON LA VINOTINTO SUB 23

 

Fortaleza de los Cardenales es el pitcheo abridor

No es sólo de esta pos-temporada, ni de esta campaña. Y es que el éxito de Cardenales se ha centrado en sus brazos criollos en la rotación, todos exentos de restricciones.

Cada uno puede ir largo en el juego, y Henry Centeno (adición que llegó desde Bravos de Margarita a principios de los playoffs) se acopló bien a Williams Pérez, Raúl Rivero y Néstor Molina.

 

Bullpen de los Cardenales de Lara es debil

El ritmo de Cardenales de Lara en la ronda regular fue detenido por un bajón en sus relevistas y, desde ese momento, eso ha sido un dolor de cabeza para la organización.

Tiene buenos brazos, pero han sufrido para terminar de amarrar las victorias. Es por eso que la gerencia se apoya en Wilking Rodríguez para blindar al bullpen.

Cardenales
El manager Luis Ugueto, es debutante en el cargo

 

 

Caribes de Anzoátegui con 3 tìtulos, 2 subcampeonatos, 5 finales es fundado en 1987

Para llegar a la Gran Final terminó de cuarto lugar en la ronda regular: 22-20,
en la primera ronda de playoffs perdió la serie contra Águilas del Zulia en seis juegos; para luego en semifinales jugó por el comodín ganándole a los Navegantes de Magallanes; llegando a la semifinal barriendo a los Tiburones de la Guaira.

 

La sustitución tomada para la final fue el abridor Félix Doubront que entró por el relevista Pedro Figueroa, zurdo ficha de Navegantes del Magallanes y ayudó a Tiburones de La Guaira en la semifinal.

Es uno de los mejores iniciadores del campeonato que en la ronda regular tuvo 2.08 de efectividad en 30.1 episodios y en la postemporada ha trabajado 17.0 pasajes, con 2.65 de EFE y 1.11 de WHIP.

 

Peloteros afiliados a MLB presentes: Willians Astudillo y Liarvis Breto.

Los abridores disponibles sin orden establecido son: Wilfredo Ledezma, Logan Darnell, Francisley Bueno, Mayckol Guaipe y Félix Doubront. En la semifinal la rotación trabajó 17.1 innings y tuvo 2.08 de efectividad colectiva y 1.44 de WHIP.

Relevistas claves: Lester Oliveros, Jorge Rondón, Liarvis Breto, Jean Toledo, Andrés Pérez, Ángel Duno. La efectividad colectiva de la semifinal es de 1.05 y 1.17 de WHIP en 25.2 innings.

El bateador más caliente en la semifinal es Balbino Fuenmayor que decidió juegos contra Tiburones gracias a su fuerza, dando tres jonrones, remolcó cinco rayitas, anotó cuatro, tuvo average de .333 y OPS de 1.500.

 

La fortaleza es un lineup poderoso.

Si bien Caribes avanzó a la Gran Final con mucho pitcheo, la gran marca de este equipo en una alineación que en cualquier momento le puede hacer el mayor daño al rival.

Solo hay que ver los nombres de Balbino Fuenmayor, Denis Phipps, César Valera, Willians Astudillo, Alexi Amarista, Niuman Romero, Gorkys Hernández, entre otros.

 

Su debilidad es el pitcheo

Una de los mayores méritos del pitcheo de Caribes en la semifinal fue que hizo los outs importantes. Sin embargo, se metió en problemas algunas veces por circulación rival en las almohadillas. En 43.0 innings contra Tiburones, tuvo 1.28 de WHIP.

 

Ciudad VLC / LVBP

Deja un comentario