Fuertes aguaceros e inundaciones han provocado al menos 121 muertos y 19,38 millones de afectados desde el mes pasado en 26 provincias del centro, sur y oriente de China, constatan estadísticas oficiales.

 

Por tal motivo, este lunes, en China se sigue la vigilancia extrema sobre sus ríos y zonas bajas y se toman las correspondientes medidas de protección a la población, dado que persisten las lluvias que elevan el peligro de nuevos desbordamientos, deslaves y anegaciones.

 

En ese contexto, las autoridades monitorean con especial atención los diques, estaciones hidroeléctricas, los ríos y los aliviaderos en las represas luego de que el Yangtzé y numerosos torrentes vieron una subida considerable en el nivel de las aguas desde la semana anterior, reseña Prensa Latina.

 

De acuerdo con datos del Ministerio de Manejo de Emergencias, el país registra más de 41 mil millones de yuanes (casi seis mil millones de dólares) en daños materiales, que incluyen la destrucción de miles de casas, extensas áreas de cultivo, negocios y obras de infraestructura.

 

Algunas de las demarcaciones más afectadas son Guizhou, Hubei, Guangdong, Hunan, Jiangxi, la región autónoma Zhuang de Guangxi, Zhejiang, Anhui, Sichuan, Yunnan, Hebei y Shandong.

 

CONTINÚA LEYENDO: BRASIL REABRE BARES Y RESTAURANTES PESE A SER EPICENTRO DE LA PANDEMIA

 

Ciudad VLC/AVN

Deja un comentario