*El clítoris es sensible… y no solamente al placer. No lo lamas frenéticamente como si no hubiera mañana, o de la forma en la que se te dé la gana.

 

Allá abajo se pone sensible, y no es placentero para nada cuando lo sobre estimulas. Ve despacio, y sé delicado con él.

 

El sexo es un momento de comunicación en las parejas, y el cunnilingus es una etapa

 

¡Cuidado con las lenguas rígidas!

*Tu lengua no es un pene.

El sexo oral debe ser como un beso bien colocado: húmedo, pausado y organizado. No se trata de ver qué tan profundo puedes meter la lengua tiesa.

 

*La vagina ¡no es un caramelo masticable!

Deja de tratar la capucha del clítoris y los labios como si fueran un caramelo masticable. Todos esos ‘jalones’, estirones y tirones. Simplemente….no.

 

*Olvídate de lengüetear como un perro.

Si te comportas como un perro bebiendo agua a lengüetazos de un plato, probablemente estás haciendo algo mal.

 

*La vagina forma parte de una persona completa

Masajear y besar la vulva (la parte externa de la vagina), así como tocar y acariciar antes de comenzar el sexo oral realmente ayuda. No olvides tampoco el resto del cuerpo, especialmente las piernas y la espalda.

 

*El moviendo inquietamente podría tener una razón.

Cuando una mujer está muy tranquila, a veces hasta callada, o solo gimiendo ligeramente, ¡casi siempre es una buena señal! A las mujeres les gusta que este sea un momento realmente íntimo, sin presiones y ¡especialmente sin prisa!

 

DE INTERÉS: CONOCE ESTAS 5 POSICIONES SEXUALES PARA MEJORAR TU SALUD

 

*»Así» significa «exactamente así», no «más rápido»

¡El ritmo es todo! ¡Es mejor que mantengas el mismo ritmo que pensar que necesitas bailar samba por todos lados con tu lengua! ¿Escuchaste ese pequeño jadeo? ¡SIGUE ASÍ!

 

Ciudad VLC / Mary Pacheco / Sexo Con K

1 Comentario

Deja un comentario