Conmovido por el legado libertario, revolucionario y emancipador que nos legó la cacica Apacuana, el historiador y cronista popular aragüeño Guillermo Mosqueda conversó, en exclusiva, con el Diario Ciudad VLC sobre la lucha anti-imperialista librada por la líder de la tribu quiriquire contra la invasión española, hacia 1570, cuando su capacidad de organización permitió liberar las tierras de Súcuta, ubicadas en lo que hoy son los Valles del Tuy.

 

“La legendaria luchadora quiriquire (etnia mariche y familia caribe), nacida en la zona denominada “Zalamanca”, sitio Cuna,  hoy Cúa,  poseía la condición de Piache, jerarquía significativa adquirida gracias a sus notables conocimientos sobre plantas, deidades y por su gentil trato con la gente de su etnia. Su lucha, al lado de feroces guerreros, representa un legado y simbología de la presencia femenina en la lucha por la emancipación de la Patria”, acotó el cronista maracayero.

 

Apacuana-Guillermo Mosqueda
El historiador y cronista popular aragüeño Guillermo Mosqueda.

 

Mosqueda, por otra parte, también se confiesa ferviente admirador del legado humanista, anti-imperialista y libertario del «General de los Pueblos Soberanos», Ezequiel Zamora.

 

La Revolución Bolivariana visibiliza diariamente a nuestros pueblos originarios, eternos olvidados durante los sumisos tiempos de la cuarta República, cuando en colegios y liceos se rendía tributo a Cristóbal Colón, uno de los grandes genocidas de la humanidad.

 

Apacuana-cacica quiriquire

“Gracias a Chávez, nuestros indígenas alcanzaron derechos humanos fundamentales, tras ser invisibilizados por perversos medios capitalistas de incomunicación y rancios intereses de la oligarquía criolla, los mismos que en la actualidad, desde Washington, planean dar un golpe de Estado a la Revolución Bonita”, acotó Mosqueda.

 

Entre los quiriquires, la rebeldía se escribió con letra de valerosa mujer, ya que Apacuana fue una guerrera combativa y respetada por todas las etnias. Su lucha libertaria revive a diario en el pueblo venezolano, particularmente entre los quiriquires, fieles defensores de sus valores ancestrales.

 

“Siempre debemos recordar las luchas de Resistencia Indígena. Difundir la verdadera historia a nuestros jóvenes, niños; crearles conciencia social para desarrollar sentido de pertenencia por nuestras raíces, costumbres e identidad. Sólo conociendo a nuestros pueblos originarios podremos saber de dónde venimos, quiénes somos y hacia dónde vamos”, afirmó el cronista popular.

 

LEE TAMBIÉN: EVO MORALES INSTA A CONDENAR INTERVENCIÓN MILITAR EN VENEZUELA

 

En tiempos de Resistencia Indígena, las carabelas trajeron pánico, desolación, muerte y destrucción a Latinoamérica. En pleno siglo XXI, el imperio yanqui, con sus macabros misiles aire-tierra y medios palangristas de incomunicación mediática, realiza el mismo satánico y triste papel, pretendiendo desestabilizar y someter a pueblos emergentes del Tercer Mundo, para adueñarse de nuestras riquezas naturales, en aras de perpetuar sociedades globales de consumo alienante, que compren productos “made in USA”.

 

Su lucha, al lado de feroces guerreros, representa un legado y simbología de la presencia femenina en la lucha por la emancipación de la Patria

“Cuánta razón tiene Antonio Gramsci cuando afirma: ‘Instrúyanse, porque necesitamos toda nuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitamos todo nuestro entusiasmo. Organícense, porque necesitamos toda nuestra fuerza para vencer al imperio‘”, sentenció Mosqueda, fiel al lema de Mario Briceño Iragorri: “No podemos amar la historia si la desconocemos”.

 

 

Claudio González Luna / Ciudad VLC

Deja un comentario