El Ejército sirio atacó a los grupos terroristas y recuperó el control de tres ciudades en la provincia de Idlib, último bastión de las bandas extremistas en la nación árabe.

Las Fuerzas Tigre, unidad de élite del Ejército sirio, recuperaron el dominio de las localidades de Rasm Al-Ward, Istablat y Suruy, ubicadas en el sureste de la gobernación de Idlib, en el noroeste de Siria.

El Ejército sirio había anunciado que hace dos días las tropas sirias habían perdido el dominio de estas ciudades.

Las unidades del Ejército sirio, además de establecer su control sobre estas zonas, consiguieron apoderase de los equipamientos y armas de los terroristas de la alianza Hayat Tahrir Al-Sham, liderada por el Frente Al-Nusra (Frente Fath Al-Sham), y apoyada por Turquía.

Ejército sirio atacó

En un vídeo publicado en las redes sociales se ve la intensidad de la batalla en el sureste de Idlib desde el punto de vista del Ejército sirio.

Además, dicha publicación muestra cómo la artillería siria abre fuego contra las posiciones de las bandas terroristas.

Ejército sirio atacó zonas controladas por terroristas

Desde el domingo, al menos 96 personas, 51 soldados del Ejército sirio y 45 integrantes terroristas, perdieron la vida en los combates registrados en el sureste de Idlib, conforme al opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Estos enfrentamientos se consideran los más mortales desde el frágil alto el fuego entrado en vigor en el pasado mes de agosto, añadió OSDH.

La provincia de Idlib está controlada por el Frente Al-Nusra que dirige la alianza Hayat Tahrir Al-Sham (Organismo de Liberación del Levante).

Además de esta gobernación, zonas adyacentes de las provincias de Alepo, Hama y Latakia, todavía escapan al control del Gobierno sirio, donde operan otras agrupaciones terroristas y grupos de rebeldes sirios.

En agosto, Siria inició una ofensiva para hacerse con el dominio de todo Idlib, pero el 31 del mismo mes se acordó un alto el fuego en esta gobernación.

Sin embargo, ante el rechazo de las bandas extremistas que se negaron a acatar la tregua y lanzaron muchos ataques contra las zonas residenciales, el Ejército sirio decidió reanudar sus operaciones.

El Gobierno de Siria, presidido por Bashar al-Asad, reiteró su determinación a liberar cada centímetro del país de la presencia de los terroristas.

LEA TAMBIÉN: ISRAEL VOLVIÓ A ATACAR A SIRIA.

Ciudad VLC / Tomado de Hispantv.

Deja un comentario