Unidades del ejército sirio completaron su despliegue a lo largo de 200 kilómetros de la frontera con Turquía desde el este de la ciudad de Ras al-Ain, hasta la localidad de Ain Diwar, en el campo del municipio de Malkyeh, provincia de Hasakeh, en el extremo nordeste del país árabe.

El despliegue de los militares sirios, en las recientes horas, comprende a la infantería, convoyes, armamento ligero, morteros, baterías antiaéreas y personal médico.  

El corresponsal de SANA había reportado que las fuerzas de Guardia Fronteras se desplegaron en seis puntos a lo largo de 60 kilómetros en la frontera con Turquía.

Dichos puntos se fijaron en las localidades de Mereyat, Boustan, Sweidyeh Gharbieh, Shamsieh, Hab Hawa y Ain Diwar.

 

 

Ejército sirio hace frente a los bombardeos turcos

En otro contexto, las fuerzas de ocupación turcas y sus mercenarios terroristas ocuparon la aldea de Arisha, en el suburbio de Ras Ain, después de un intenso bombardeado con artillería. En el asalto, los invasores utilizaron ametralladoras y morteros.

Mientras tanto, las fuerzas de ocupación estadounidense están fortificando sus bases militares ya establecidas y construyendo otras en las inmediaciones de los yacimientos petrolíferos, ubicados en la región noreste de Hasakeh, para saquear y robar el petróleo y gas sirio en una flagrante violación de la ley internacional.

Este hecho, ya había sido denunciado por Damasco en reiteradas ocasiones, haciendo un llamado a la comunidad internacional, ante el saqueo del cual es víctima la nación árabe.

Además, Siria desde el 2011 se enfrenta a bandas terroristas que mantienen una guerra interna en el país.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar al-Assad, catalogó el conflicto que vive su país, como un microcosmo de la Tercera Guerra Mundial.

 

 

Ciudad VLC / SANA.

1 Comentario

Deja un comentario