La sexta edición del Festival de Teatro Rosa de Caracas sube su telón, del 15 de agosto al 1 de septiembre con un menú de 30 piezas.

Todas las obras relacionadas con la temática LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Trangéneros e Internsexuales), para nuevamente llevar al público entretenimiento y sensibilización desde las artes escénicas.

Así lo detalló el director de la cita, Bruno Mateo, quien en diálogo con AVN explicó que el Festival de Teatro Rosa se lleva a cabo en Caracas desde 2014.

Y este año trae como novedad que se presentará en recintos culturales del este, oeste y centro de Caracas, tanto públicos como privados, con una programación que no sólo incluye espectáculos, sino también actividades académicas.

Es así como los teatros Nacional, Teatrex, Dubais, Chacaito, el Celarg y la Patana Cultural, se abren a esta oferta escénica, que tocará la temática sexodiversa desde distintas ópticas y con distintos géneros.

Sobre las actividades académicas, Mateo explicó que trascienden la mera intención artística, y dijo, por ejemplo, que se realizará un conversatorio con una abogada que hablará sobre los derechos civiles de las personas sexo-diversas en Venezuela.

También habrá lecturas comentadas así como ponencias y performances acerca de la sexodiversidad y el teatro.

TE PUEDE INTERESAR.: LA CULTURA VENEZOLANA NO ESTA SUJETA A MEDIDAS IMPERIALES: MINISTRO VILLEGAS 

«Estará el grupo Transgresores, una colectiva de trans masculinos. Será muy interesante porque siempre hemos sabido de la transexualidad de hombre a mujer, pero el tema de las mujeres que transgreden el género y pasan al masculino, es muy poco tocada. Este grupo va a presentar dos conferencias y un performance respecto a ese tema», puntualizó.

«La ciudad se viste de rosa» es la frase que este año abanderará el festival. Mateo explicó que este grito de guerra busca ofrecer «un símbolo de paz, de hermandad y de inclusión».

«Con esta Venezuela contemporánea tan convulsa nosotros estamos promoviendo este lema porque es el espacio donde los distintos convergemos, porque la sociedad no puede ser homogénea».

Mateo explicó que la idea de realizar el Festival de Teatro Rosa vino de Colombia, cuando él junto al grupo Tracodra tuvo participación en una cita escénica en Bogotá de similares características.

Dijo que su intención fue y sigue siendo combatir con arte la pacatería que aún impera en Venezuela al respecto de las sexualidades alternativas.

Sexto Festival de Teatro Rosa presentará 30 obras LGBTI desde el 15 de agosto

Afirmó que la respuesta siempre ha sido satisfactoria. De hecho, aseguró que para la primera edición, sin tener idea de cómo sería la respuesta, 14 compañías se sumaron a la iniciativa, lo cual sobrecumplió la expectativa. Seis ediciones después el llamado sigue siendo un éxito.

«Para mí ha sido una experiencia maravillosa luchar contra tantos tabúes que hay. Los grupos han reaccionado muy bien, las agrupaciones de teatro están fascinadas, no solamente por presentar sus obras sino por dar un mensaje de inclusión a la sociedad», subrayó.

«Venezuela sí necesitaba un festival de este tipo, y no solamente en el teatro sino en muchas instancias del arte, para poder a través de la estética artística».

«Dar mensajes y dar contenidos donde se pueda ver el otro lado de la moneda a la que estamos acostumbrados a ver a la comunidad sexodiversa, que históricamente se le ha tildado de depravada, de peligrosa, de pedófila, y eso no es así. Por eso irrumpe el Festival de Teatro Rosa«, detalló.

Sobre el financiamiento de la cita, enfatizó que el festival no recibe aportes económicos de ningún ente privado o público, antes bien, explicó que enteramente trabaja con alianzas e intercambios.

En cuanto a los grupos participantes, se les otorga un porcentaje de lo obtenido en taquilla.

CONTINUA LEYENDO:LA HOMOFOBIA UNA DISIMULADA HOMOSEXUALIDAD ¡DETALLES AQUÍ!

Interrogado sobre cómo se ve la movida teatral caraqueña desde el Festival de Teatro Rosa, Mateo señaló que el mayor pecado de las compañías capitalinas hoy es su miedo de apostar a algo diferente y en general, el mantenerse atadas a los lugares comunes.

Sexto Festival de Teatro Rosa presentará 30 obras LGBTI desde el 15 de agosto

«Se está buscando la risa fácil y la denuncia panfletaria sin investigación. Es muy conservadora, le hace falta un riesgo. En el teatro infantil todavía estamos trabajando con las princesitas y los dragones, y hay tantos temas en el teatro infantil que ni soñar con hacerlos».

«Eso hace que se estanque. En el teatro de adulto son obras que se van repitiendo, que no le interesa que la gente reflexione», fustigó.

Por eso, considera que el Teatro Rosa irrumpe, sobre todo, para proponer y arriesgar. «En el festival hay obras muy arriesgadas, primero en la sexualidad, porque sabes que en la cultura occidental se trata a la sexualidad como un tema un poco tabú, todo es en privado. Aquí se muestran cosas atrevidas en ese sentido».

José Becerra / Ciudad VLC / AVN

1 Comentario

Deja un comentario