Julio Escalona

Julio Escalona: El Camino: solidaridad y lucha

Creo que esta victoria consolida al gobierno bolivariano y legitima a Maduro como presidente de Venezuela. Trump continuará agrediendo, pero dudo que la opción militar continúe sobre la mesa, aun cuando debemos fortalecernos más política y militarmente. La derrota de Trump comenzó en el Consejo de Seguridad, cuando se vio obligado a utilizar el veto.

La correlación de fuerzas no le permitió a Trump agredir a los buques iraníes. El impacto psicológico y político que en EEUU haya causado esta derrota está por verse. Tendrá múltiples significados. Ellos no saben tolerar la derrota. Trump ha sido derrotado por Irán y Venezuela, del “eje del mal”, en el “patio trasero” ¿Qué tal?

¿Podrá poner de nuevo la invasión sobre la mesa? Probablemente Irán no se vaya tan pronto de Venezuela. La operación “Escudo Bolivariano” está en desarrollo y la FANB, que incluye varios millones de milicianos, está alerta.

Puede ocasionarnos pérdidas, pero no derrocará a Maduro ¿Una nueva movilización de mercenarios? Ni es fácil ni derrocaría a Maduro ¿y si Trump comienza a desgastarse? Luego, una cosa es Venezuela sin petróleo ni gasolina y otra es el manejo geopolítico con esas herramientas. ¿Se decidiría Trump a negociar? Maduro está preparado.

 

El liderazgo mundial de EEUU quedó al borde de la quiebra. Cuando el mundo está en caos, amenazado por una pandemia, Trump, nunca supo, por lo menos simular solidaridad.

Los presidentes de EEUU nunca han sido solidarios, pero encontraron rutas por donde tomar el liderazgo de la derecha y variantes de ella como la socialdemocracia, para enfrentar el socialismo y los movimientos soberanos; el plan Marshall, por ejemplo.

Hoy, Trump, coherente con su posición neofascista, encabezó las tendencias racistas y el ataque a los pobres de cualquier color. La derecha internacional vio en la Covid-19, una manera de exterminar a los pobres y simultáneamente, planteando la estabilización de la economía, defender las ganancias del capital.

 

El recorte de la inversión en salud, no fue sólo la coherencia con el neoliberalismo. Sino la convicción clasista de exterminar a los pobres.

La derecha mundial, sólo en casos excepcionales, como el de Italia, hizo por asistir a los débiles. Fue notable el liderazgo de China, también de Rusia y muy significativamente el de Cuba.

Julio Escalona

Constituyente.

 

TE INTERESA LEER: CAROLA CHÁVEZ: CHAVISTAMENTE: BOFETADAS DE REALIDAD

Ciudad VLC / Redradiove

Deja un comentario