Mientras los denominados chalecos amarillos organizaban este sábado su décimo octava manifestación en París, que terminó con múltiples destrozos, saqueos y violencia, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se encontraba en un plácido fin de semana de esquí en los Pirineos franceses.

 

Los chalecos amarillos le enviaron un ultimátum al presidente galo con una nueva manifestación que desde primera hora de la mañana registró altercados y estaba destinada a mostrar que el movimiento mantiene su fuerza a pesar de las promesas gubernamentales, incumplidas por el régimen de Macron.

 

“Después de esta jornada, al menos para mí, no habrá más manifestaciones. Habrá acciones de verdad, tendremos que proponer bloqueos. Hemos demostrado que sabemos manifestarnos, que no ha funcionado y que no hemos sido escuchados”, dijo en las redes sociales uno de sus líderes radicales, Éric Drouet.

 

NOTICIA RELACIONADA:

Batalla en París: Sigue jornada de violencia y saqueos (+Fotos y videos)

 

Esta décimo octava manifestación está considerada crucial porque se cumplen cuatro meses de protestas y tiene lugar un día después del final del Gran Debate Nacional impulsado en enero por Macron para encontrar respuestas con las que atajar la crisis social y política desatada desde mediados de noviembre por los chalecos amarillos.

 

“El gran debate lo que ha sido es una gran broma”, denunció a la agencia de noticias internacional, EFE, Quentin, un participante en la manifestación parisina, de 30 años de edad y llegado expresamente de Nantes, en el oeste del país.

 

Luego de que la situación en parís se tornara en extremadamente delicada por los graves hechos de violencia, fue que el mandatario galo decidió suspender su fin de semana de esquí en los Pirineos franceses.

 

«El presidente regresa esta noche» (sábado), indicó la presidencia francesa a AFP.

 

El presidente francés pasaba un fin de semana con su esposa, Brigitte, en la estación de esquí de La Mongie de los Pirineos franceses.

 

NO DEJES DE LEER:

¿Qué significan las inscripciones en las armas usadas en la masacre de Nueva Zelanda?

 

Macron, duramente criticado

Miles de franceses criticaron la actitud cínica y descarada de Macron, quien a pesar de la severa crisis política y económica que afecta a la mayoría de ciudadanos, prefiere pasarse un fin de semana de farra y lujos en los Pirineos.

 

“Estaban almorzando ayer en la Mongie, en los Altos Pirineos, mientras París ardía. No entiendo, tengo que ser explicado! ¿Es así #Macron #Desconexión #Cinismo?», escribió un usuario en Twitter.

 

LEE TAMBIÉN: PASÓ EN NIGERIA: 100 PERSONAS QUEDARON ATRAPADAS TRAS DERRUMBE DE ESCUELA

 

 

 

 

 

Ely reyes/Ciudad VLC/Agencias

Deja un comentario