Madrid activa cientos de camas en dos hoteles que serán medicalizados para atender a contagiados por el Covid-19 que no necesitan cuidados intensivos y no pueden estar en su casa.

Así lo anunció Ignacio Aguado, el vicepresidente regional, que especificó que el objetivo es liberar recursos para los casos críticos (491 hasta este miércoles). Un reflejo de que la crisis está llevando al límite las capacidades logísticas de la sanidad madrileña.

El Departamento de Prevención de los Bomberos del Ayuntamiento de la capital se encuentra supervisando la instalación. Un trámite necesario antes de empezar a trasladar a pacientes, pues el edificio funcionará desde hoy como centro hospitalario: recibirá a pacientes leves y a decenas de los 4.400 licenciados en medicina pendientes del examen MIR que les atenderán, junto a enfermeros y técnicos del servicio de salud madrileño.
A unos 300 metros, el hospital Gregorio Marañón, uno de los frentes principales en la batalla contra el coronavirus.

“La iniciativa surgió tras escuchar al consejero de Sanidad (Enrique Ruiz-Escudero) exponiendo que la Comunidad podría quedarse sin camas y podría necesitar colaboración para impulsar hoteles medicalizados”, explica a través de un email una portavoz de la compañía Palladium, cuyo hotel protagonizará este jueves el arranque de la implantación progresiva de camas hospitalarias en Madrid, que seguirá el viernes con Hotel Marriot Auditorium.

“Puesto que el hotel está situado frente al hospital Gregorio Marañón consideraron que es una excelente opción, ya que sería fácil coordinar la ayuda por proximidad y cuenta con muchas camas, dispone de 361 habitaciones”.

El primer hotel permitirá aliviar la presión asistencial de los hospitales Gregorio Marañón, Infanta Leonor y La Princesa, en Madrid capital, según la Comunidad. El segundo acogerá pacientes del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz, el Hospital Príncipe de Asturias, de Alcalá de Henares, y el Hospital Universitario del Henares, en Coslada.

Hasta el momento se han ofrecido más de 40 hoteles con una capacidad cercana a las 9.000 camas, según la Asociación Empresarial Hotelera de Madrid. No todos los edificios, sin embargo, cumplen con los requisitos operativos, como tener rampa de acceso, pasillos lo suficientemente anchos para el tránsito de camillas, habilitar las habitaciones en plantas no muy altas, o tener grandes ventanales.

 

QUIZÁS TE INTERESE LEER: VACUNA EXPERIMENTAL CONTRA EL CORONAVIRUS YA SE ESTÁ PROBANDO CON HUMANOS

 

En las instalaciones seleccionadas tras ser inspeccionadas por los especialistas de los bomberos, el Ayuntamiento y la Comunidad se ha puesto toda una nueva señal ética. Y en breve se cambiará al personal habitual por médicos y enfermeras que tratarán en los hoteles medicalizados a pacientes que no presenten un cuadro de disnea: la dificultad para respirar que se da en los casos más graves y está provocando escasez de respiradores automáticos en los hospitales madrileños.

“Tenemos una estimación de que se usarán entre 3.000 y 4.000 camas en una primera fase, pero no descartamos que se pueda ir ampliando si es necesario”, abundó Aguado, el vicepresidente regional, tras un consejo de Gobierno telemático y marcado por los positivos de la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y de dos de sus consejeras, María Eugenia Carballedo (Presidencia), y Paloma Martín (Medio Ambiente). El Gobierno no aclaró este miércoles si el uso de los hoteles implicaba una contraprestación económica.

 

Críticas de los sindicatos en Madrid

El uso de estos centros no gusta a todos. Entre los sindicatos se agolpan las preguntas. Por ejemplo: ¿cuánto cuesta? ¿por qué no se usan antes plantas vacías de hospitales públicos, o todos los recursos de los privados, unificados ya bajo un único mando? ¿cómo quedarán los servicios habituales cuando se derive personal para trabajar en los hoteles medicalizados?

«Lo de los hoteles es de traca”, opinó Mariano Martín-Maestro, de CCOO. “Tenemos alas completas en los hospitales sin utilizar y unidades como en el Gómez Ulla o el Infanta Sofía”, argumentó sobre espacios sin uso que pueden llegar a estar incluso sin compartimentar.

“En Fuenlabrada todavía están con actividades quirúrgicas no urgentes…. Y todavía no han desdoblado camas”, siguió. “Tienen 6.000 en hospitales privados, UCIS vacías y camas operativas… Y eso no puede ser, porque en el momento en que pongan en marcha los hoteles medicalizados van a tener que mandar ahí a médicos, enfermeros, técnicos de enfermería.

Cuando llegue el momento, vale, pero todavía no es el momento», continuó. Y remató: «En una reunión mantenida el viernes ya les contamos todo esto, tomaron nota, pero nada. Y ya han empezado a mandar a los directores de los hospitales y centros de salud una nota para que vayan previniendo la configuración de equipos para poder atender los hoteles».

“Primero deberían recuperar las camas de alas de hospitales que se han ido perdiendo estos años. O doblar camas, porque dos positivos pueden estar juntos. Mil cosas. Pero lo que no puede hacer es recurrir a hoteles directamente”, coincide Julián Ordóñez, responsable de Sanidad Madrid en UGT.

 

TE INTERESA LEER: COLOMBIA DESESTIMA CUARENTENA Y CIERRE DE FROTNERAS CONTRA CORONAVIRUS

 

“¿Sabemos cuánto nos va costar eso? Es como con los comedores, en lugar de utilizar los recursos de las empresas que ofrecían los menús, contratan a empresas privadas (por Telepizza y Rodilla). Esto es un reparto de dinero público a empresas privadas. Y ahora precisamente deberíamos estar remando todos en el mismo sentido porque nada debería ser motivo de disputa. Pero no lo pueden hacer peor…».

El coronavirus sigue expandiéndose sin freno por la Comunidad de Madrid. Hace una semana que se superó la barrera de los 1.000 casos positivos (11 de marzo: 1.024 contagiados). Ayer las estadísticas se acercaban a los 6.000 (18 de marzo: 5.637). En medio, el número de fallecidos ha pasado de 31 a 390.

La multiplicación de casos, con 491 ingresos en las unidades de cuidados intensivos, pone a prueba los mismos cimientos del sistema sanitario de Madrid, golpeado una y otra vez por el virus desde febrero. Los profesionales luchan hasta la extenuación, pero la logística es la que es. Y ante la amenaza de que falten camas para casos críticos, la Comunidad opta por medicalizar hoteles para los leves.

 

Camas regaladas e instalaciones abiertas

Los hoteles de la Comunidad de Madrid están haciendo algo más que abrir sus puertas para aceptar a casos positivos por coronavirus que no tienen a dónde ir, o que prefieren no volver a casa para recuperarse de los síntomas más leves de la enfermedad.

Los militares de la brigada paracaidista, por ejemplo, se acercaron hace unos días a varios hoteles de Alcalá de Henares para cargar en un camión 45 camas cedidas para ayudar en el esfuerzo de la lucha contra el COVID-19.

¿Su destino? Los nuevos espacios que el hospital de Alcalá está habilitando en los últimos días para pacientes afectados por el COVID-19, tales como el gimnasio y la biblioteca del centro, según informaron a Efe fuentes del Príncipe de Asturias.

Además, el dueño de un hotel en Arganda del Rey ha cedido al Ayuntamiento 56 plazas, ampliables a 110, para dar un techo a solicitantes de asilo sin recursos de Madrid.

 

“Se ha puesto a disposición de las autoridades de la Comunidad los recursos necesarios para hacer frente a una situación tan excepcional como ésta”, explicaron desde la Asociación empresarial hotelera de Madrid cuando estalló la crisis.

A nivel nacional, los hoteleros han creado la plataforma ‘Hoteles en Acción’, para que los establecimientos hoteleros puedan ponerse a disposición de las autoridades de una manera coordinada.

«Algunos, por ejemplo, ofrecen sus instalaciones, bien para utilizarlas temporalmente como apoyo a los hospitales o para albergar a personas sin hogar; otros, aportando alimentos perecederos a los que, dada la mínima ocupación, no darán salida», detallan en un comunicado los impulsores de la iniciativa.

 

TE PUEDE INTERESAR: CLAUIDA ORSINI: «DEFENSA SICILIANA VERSIÓN NICOLÁS»

Ciudad VLC / El País

1 Comentario

Deja un comentario