Musulmanes e hinduistas se enfrentaron en la India, dejando un saldo mortal de unos 20 muertos y más de 200 heridos, por su parte el Primer Ministro de ese país, Narendra Modi, llamo a “la paz y a la armonía”.

«La paz y la armonía son fundamentales para nuestro espíritu. Hago un llamamiento a mis hermanas y hermanos de Delhi para que mantengan la paz y la fraternidad en todo momento», dijo Modi en un mensaje difundido en su cuenta Twitter este miércoles.

«Es importante que haya calma y se restablezca la normalidad lo antes posible», agregó el primer ministro.

 

 

Según un informe exhaustivo de la situación, que el primer ministro habría recibido, «la Policía y otras agencias están trabajando sobre el terreno para asegurar la paz y la normalidad», tuiteó también Modi.

 

¿Por qué chocan los Musulmanes e hinduistas?

Los enfrentamientos estallaron el domingo en el noreste de Nueva Delhi, la capital de la India, debido a una reciente ley de ciudadanía que los musulmanes, minoritarios en el país, consideran excluyente.

 

 

Dicha ley fue aprobada por el Parlamento el pasado diciembre, a instancias del Gobierno de ese país.

Los incidentes se mantuvieron todos estos días en el noreste de la ciudad, coincidiendo con la primera visita oficial a la India del presidente estadounidense, Donald Trump, que concluyó ayer.

 

Las protestas iniciaron en diciembre

«De todas las personas que fueron llevadas al hospital, 189 resultaron heridas y 20 murieron», dijo el superintendente médico del Hospital Guru Teg Bahadur (GTB), Sunil Kumar Gautam, en una declaración a la prensa.

 

Musulmanes e hinduistas
Las protestas contra la Ley de Ciudadanía comenzaron en diciembre

 

El número de muertes se incrementó notablemente entre este martes y miércoles, después de que los heridos, la mayoría de ellos ingresados en los primeros días, perecieran por la gravedad de las lesiones. Las autoridades médicas no precisaron las causas que llevaron a las muertes.

Aunque la capital india es el epicentro de protestas en contra de la Ley de Ciudadanía desde diciembre, cuando la norma fue aprobada, los disturbios de los últimos días son los peores episodios de violencia vividos en la capital india en décadas.

En las imágenes de los disturbios se ve a dos grupos enfrentarse con piedras y palos en medio de la calle, y destrozos en los vecindarios.

 

Se prohibió la reunión de más de cuatro personas

Las fuerzas de seguridad para disolver la violencia tuvieron que intervenir usando gases lacrimógenos, perdigones y bastones para golpear a las personas.

 

Musulmanes e hinduistas
Las fuerzas de seguridad tuvieron que usar gas lacrimógeno para contener los choques entre musulmanes e hinduistas

 

El jefe de Gobierno del territorio de Delhi, Arvind Kejriwal, pidió al Gobierno central que decrete un toque de queda y despliegue al Ejército en la zona.

En la mañana de este miércoles varios miles de efectivos policiales estaban desplegados en distintas áreas del noreste de la ciudad que se encuentra en aparente calma.

Además, se impuso la sección 144 del Código Penal, que prohíbe las reuniones de más de cuatro personas, entre otras medidas.

La oleada de protestas contra la controvertida ley dejó más de una veintena de muertos en todo el país entre diciembre y enero, sin embargo, ninguna muerte se había registrado en esos meses en la capital.

 

Pakistán: «200 millones de musulmanes están en la mira»

El primer ministro de Pakistán, Imran Khan, arremetió en Twitter contra el Gobierno indio, condenando la «ideología de inspiración nazi del RSS», una asociación de voluntarios patrióticos que se considera mentora ideológica del gobernante Partido Popular Indio BJP.

 

 

«La comunidad internacional debe actuar ahora», alerta Khan, pues «200 millones de musulmanes están en la mira» aseguró.

 

 

Al mismo tiempo, Khan advierte a sus coterráneos de que «cualquier persona en Pakistán que apunte a nuestros ciudadanos no musulmanes o sus lugares de culto será tratado estrictamente. Nuestras minorías son ciudadanos iguales de este país.»

 

Ciudad VLC / AFP

Deja un comentario