El presidente de Chile, Sebastián Piñera, comentó la noche de este viernes en Twitter la histórica marcha llevada a cabo por más de un millón de personas en la ciudad de Santiago, sin embargo, evadió abordar la principal demanda de la manifestación: su renuncia al cargo, dio a conocer Telesur.

«La multitudinaria alegre y pacífica marcha hoy (ayer viernes), donde los chilenos piden un Chile más justo y solidario, abre grandes caminos de futuro y esperanza», escribió el jefe de Estado del país suramericano en la red social, sobre la mayor concentración ciudadana desde el retorno a la democracia.

LEER MÁS: PROTESTAS EN CHILE: ¿TAMBIÉN SON CULPA DE MADURO?

Piñera afirmó: «Todos hemos escuchado el mensaje. Todos hemos cambiado. Con unidad y ayuda de Dios, recorreremos el camino a ese Chile mejor para todos».

Refiere la información que la concentración de más de un millón de personas en Santiago, según cifras del gobierno, exigió que las Fuerzas Armadas regresen a los cuarteles, retiren las leyes contra el pueblo y se convoque a una Asamblea Constituyente para una nueva Carta Magna y, en especial que renuncie Piñera.

«Tus manos manchadas de sangre»

En la misma red de Twitter, varios usuarios respondieron el tuit del gobernante chileno. El usuario @Vitalicio7020, por ejemplo, escribió: «No se suba al carro, esta marcha es contra usted y su gobierno».

Por su lado, la usuaria @ClaudiaDides respondió: «Por lo menos ten decencia y dignidad y renuncia tienes tus manos manchadas de sangre. No tienes ningún derecho a burlarte del pueblo que te está diciendo que te vayas #RenunciaPiñera #ChileDecidió».

Al menos 18 fallecidos 

De acuerdo a datos de la Fiscalía, han sido registrados unos 18 fallecidos , desde que iniciaron las protestas en Chile la semana pasada, primero en contra del aumento al precio de las tarifas del metro y luego en contra de las políticas neoliberales de Piñera.

Añade además la agencia que el descontento popular creció el pasado 18 de octubre ante la «evasión masiva» convocada principalmente por estudiantes, quienes instaban a no pagar el nuevo valor de la tarifa del metro en la región metropolitana.

Frente a ello, la militarizada Policía de Carabineros reprimió fuertemente a los estudiantes y a las organizaciones que se sumaron al reclamo. Posteriormente, ante el recrudecimiento de la violencia, Piñera decretó un estado de emergencia y toque de queda en algunas ciudades.

LEER TAMBIÉN:

Deja un comentario