La cuarentena nos convida a entregarnos al placer de la lectura, hoy Retoños Literarios les comparte un cuento de José David Monsalve, una pluma fresca que nos adentra a los colores y olores de este sitio común con su relato: El miércoles es el primer día.

Primera parte

El mercado”

Un día escuché; que para conocer un lugar debes visitar su mercado municipal. Siempre he creído que es cierto. El de Naguanagua no es la excepción, sus pasillos albergan lo sentidos que danzan los días de feria; el oído, el olfato, la vista y el gusto parece que tienen una fiesta.

El maravilloso olor del cilantro y el cebollín, se mezclan casi con religiosidad con el del café recién molido y el pescado “fresco”, esto según promesa de Marcos, el que lo vende.

Retoños Literarios
Retoños Literarios

El miércoles caminé un rato por el mercado y tuve la sensación de que en ese sitio; empieza el mundo. Me recibió una mujer de baja estatura que gritó súbitamente: – ¡Yo sí soy rutinaria! ¿Cuál es el peo? – No sé si me lo decía a mí, pero de ser así, estaríamos ante la primera persona que adivina el inconsciente de sus prójimos.

A medida que caminaba; cada espacio cortésmente se presentaba:       
  • ¡Tomate a treinta mil!, ¡Lleve este puño a diez mil!, ¡Barato; como la cola de un gato! – (Qué rima tan rebuscada)

Los interlocutores, definitivamente practican el tono, la manera y la gracia que aplicarán al anunciar y ofertar su rubro. Nada de generalizar: – ¡Fresa barata! Catira bella. ¡Cónsul a ciento veinte mil, flaco!, ¿Buscas cocuy, mi pana?… Cada frase posee su propia personalidad, su propia emoción que varía según el ánimo y lo que despierte cada transeúnte.

Retoños Literarios

En cada vendedor, hay una historia que su mirada delata. Sólo hay que prestarle un poquito de atención, ni siquiera tanta, sólo mirar fijamente un corto instante y notar que: En los ojos del risueño, del amargado, del frustrado y de la soñadora; se esconden intimidades, sueños, cielos, infiernos, experiencias y tragedias que complementan el universo.

Es sencillo encontrar a alguien conocido, si eres del lugar, claro. La gente deseada con la indeseada, pactan; pues, el mercado municipal es el mejor sitio para un armisticio.

Amigos y enemigos van a hacer exactamente lo mismo; cumplir el ciclo de ver, comprar y desear. No es lugar ni tiempo de antagonismos. Es como el “taima” que utilizábamos para descansar en el juego de “la ere”. Todos lo saben, todos lo aceptan.

Semblanza del autor

José David Monsalve es valenciano, titiritero, actor de teatro y generador de contenidos. Ha hecho vida en el medio artístico por 20 años. Desde hace aproximadamente un año participa en los talleres de La Letra Voladora con la escritora Laura Antillano, allí se empezó a formar como escritor y se le vislumbra un gran futuro en esta área de su vida.

 

Retoños Literarios abre sus puertas a todos aquellos interesados en difundir su obra. Si quieres que tus escritos sean publicados envía tus relatos o poemas a la siguiente dirección de correo electrónico retonosliterarios@gmail.com

¡No pierdas esta oportunidad de darte a conocer!

LEE NUESTRA ENTREGA ANTERIOR: RETOÑOS LITERARIOS: LA PRIMERA CITA

Orimar Meneses/Ciudad VLC/ Foto: CacriPhotos

1 Comentario

Deja un comentario