Retoños Literarios

Nuevas voces siguen abriéndose camino y una de ellas es la de Angellys Blanco Rondón. En Retoños Literarios creamos un espacio para apoyar y dar a conocer el trabajo de autores emergentes.

Jugar a la gallinita ciega no siempre es cosa de niños

 

Sofía salió la mañana del tres de mayo a buscar entre aquella multitud de gente abandonada una señal que le hablara del ser amado. La noche anterior la habían llamado diciendo que su solicitud había sido registrada y era posible una respuesta positiva.

Se precipitó al encuentro y cuanto más entraba al lugar se le conmovía el corazón: aquella mujer a la cual no se le veían los ojos, aquel niño en el cuerpo de un hombre jugando con unos palitos, un anciano cuya vista estaba fija en un punto vacío.

El corazón parecía ser el que caminaba pues dirigía los pasos a un ritmo acelerado. Sus manos heladas y los ojos llorosos tenían miedo de ver y de no ver. Su esposo no había vuelto del infierno al que nunca quiso ir.

Sofía se había quedado esperándolo. Su cabello se estaba volviendo opaco y entristecía al pensar que él la vería. Un niño se hizo hombre con la esperanza de que papá pronto volvería de viaje.

Ese día se acabarían las expectativas. Era el encuentro. Y tras una pared desolada y despintada había un hombre de espaldas con el cabello blanco y las manos en los bolsillos… Sofía, musitaba el hombre y ella lo escuchó al acercase.

Sofía, volteó él ¿Tú has visto a mi Sofía? La he perdido en mi viaje. Ella anda con un niño de ocho años.

Retoños Literarios


Semblanza de la autora

Angellys Blanco Rondón es licenciada en educación mención lengua y literatura. Es profesora e investigadora. Ganadora del concurso literario «Biografías de una Heroína Anónima».

Angellys Blanco

Si quieres que tus escritos sean publicados y llegar a más lectores, envía tus relatos o poemas a la siguiente dirección de correo electrónico retonosliterarios@gmail.com 

LEE NUESTRO RETOÑO ANTERIOR: SEÑOR DANOS EL PAN DE CADA DÍA

 

Orimar Meneses/ Ciudad VLC

1 Comentario

Deja un comentario