Los presidentes de Rusia y Turquía, Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan, respectivamente, alcanzaron este jueves en Moscú un alto al fuego en la provincia siria de Idlib, sin la asistencia de Damasco.

Por su parte, Putin manifestó que ambos líderes encontraron «soluciones aceptables» a la crisis y expresó su confianza en que los acuerdos alcanzados con Erdogan permitan crear una buena base para resolver la situación en Idlib.

El alto al fuego en Idlib entró en vigor en la noche del 5 al 6 de marzo, además acordaron un corredor de seguridad de seis kilómetros de ancho al sur y de seis kilómetros al norte de la carretera M-4, así como patrullas ruso-turcas en dicha vía, a partir del próximo 15 de marzo.

 

¿Qué ganan Rusia y Turquía?

Por su parte, Moscú logró «poner fin a los combates y eliminar la amenaza de una gran guerra en la que Rusia podría terminaría involucrada” aseguraron los medios locales.

 

Rusia y Turquía
El ejército turco no saldrá de Siria, mantendrá la actual invasión que realiza en el país árabe.

 

Además, Turquía se comprometió a combatir a los terroristas en Siria, lo que «impone ciertas obligaciones» a Ankara, algo que Rusia tenía tiempo pidiendo.

Turquía, sin embargo, «obtiene lo que quiere: una zona de amortiguación en el norte de Idlib, donde puede lidiar con los desplazados internos y los refugiados para asegurarse de que no lleguen hasta su territorio», señala Alekséi Jlébnikov, experto en Oriente Medio en el Centro Carnegie de Moscú.

De igual forma, el alto el fuego significa que el Ejército sirio no continuará su ofensiva contra los combatientes respaldados por Turquía y Ankara no necesitará intervenir.

 

¿Y Damasco?

Damasco, que no fue parte de las conversaciones en Moscú este jueves, de las dos carreteras que había reconquistado -la M4 y la M5- en estos años de cruenta guerra antiterrorista solo mantendrá el control de una de ellas, de la M5 y sobre los territorios que controlaba al momento de la negociación en Moscú.

Es de resaltar que la M5 conecta la capital siria con la segunda ciudad más poblada de la nación árabe, Alepo.

Pero, la otra carretera estratégica, la M4 que une Alepo con la provincia costera de Latakia, pasó a manos de las fuerzas rusas y turcas.

 

Ciudad VLC / Tomado de Actualidad RT.

1 Comentario

Deja un comentario