Es increíble el talento que tienen los medios de comunicación -algunos- para disfrazar un hecho y hacer que las personas que se interesan en leer sobre algunas noticias, terminen distraídos o absorbiendo pseudoinformación que poco o nada tiene que ver con los acontecimientos reales. Los saqueos en Colombia son una prueba de ello.

 

Las notas periodísticas que se leen en los diferentes medios de comunicación –algunos digitales- del vecino país Colombia, referentes a la ola de saqueos que se produjeron en distintas localidades de ese territorio atribuyen esta situación al pueblo enardecido contra las Farc y, por supuesto, también sus operadores venezolanos se encargaron de replicar la información.

 

Portales como El País señalaron que estos locales eran de testaferros de las Farc, mientras que el Nacional, en Venezuela, tituló aún más tajante: «Saquearon en Colombia supermercados relacionados con las FARC».

 

TE PUEDE INTERESAR: EN VENEZUELA NO HAY CRISIS HUMANITARIA

 

En los mismos podemos leer a cuánto asciende el valor de lo saqueado, quiénes eran los supuestos testaferros de los locales vandalizados, cuáles fueron las supuestas razones por las cuales estos locales fueron sometidos por la comunidad a tal acción, y pare usted de contar.

 

Saqueos en Colombia por hambre. Ciudad VLC

 

Y es que el gobierno de Juan Manuel Santos, para tapar la realidad del hambre en su país, informó que los saqueos en Colombia se debieron a que los dueños de estos establecimientos tenían nexos con las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

 

Saqueos en Colombia: militarizados varios departamentos

Los medios de comunicación del vecino país ocultaron la realidad y solo se limitaron a ofrecer balances parciales sobre los daños. Lo cierto es que desde las 9 de la noche y hasta las 6 de la mañana hubo toque se queda en varias localidades de los departamentos de Cundinamarca y Tolima, donde previamente se produjeron saqueos de supermercados.

En otros departamentos, como Quindío, fue necesario militarizar algunas ciudades, en previsión de que se reprodujeran los actos vandálicos.

«Lo que pasa es que vino una gran cantidad de personas de los sectores más pobres de la ciudad e intentaron hacer el ingreso irregular a los Supermercados Cundinamarca. Tuvimos que militarizar la ciudad», dijo la secretaria de gobierno de Calarcá, Gladys Hernández.

En los saqueos la gente derribó las puertas y se llevaron electrodomésticos, víveres, alimentos, implementos de aseo, al igual que otros objetos de valor. La situación más grave se registró en el municipio de Saldaña, en donde la población se llevó todo lo que encontró en el local.

 

medios de comunicación y saqueos

 

 

 

La gran prensa colombiana, férreamente controlada por la oligarquía dominante, ha encontrado sin embargo la manera de dirigir las miradas incriminatorias hacia la izquierda. Todos afirman al unísono que los locales saqueados pertenecían a testaferros de las FARC que están siendo procesados por la Fiscalía colombiana.

 

Pero ninguno, ni uno solo, se atrevió a denunciar que estos saqueos en Colombia se deben al hambre que sufre la mayoría de la población colombiana. Sería catastrófico para Santos y la oligarquía admitir esta realidad ya que están demasiado ocupados en «demostrar» que el hambre se produce es en Venezuela.

 

 

José Becerra/Ciudad Valencia

2 Comentarios

Deja un comentario