Elias Jaua/CiudadVLC

El dirigente del PSUV, Elías Jaua destaca la brutalidad de la agresión imperialista y la necesidad de recordar las enseñanzas de Hugo Chávez.

 

En el marco de la Jornada Nacional de Diálogo, Rectificación y Propuestas Concretas, el dirigente político Elías Jaua Milano, miembro de la Dirección nacional del PSUV, realizó una visita a Valencia donde se reunió con colectivos revolucionarios, trabajadores y comuneros del estado Carabobo.

 

Jaua ha sostenido diferentes encuentros en varias regiones de Venezuela, con la intención de conocer las inquietudes de la población que en forma masiva acude a la convocatoria hecha por el presidente Nicolás Maduro.

 

La asamblea, que reunió a diversas voces del Poder Popular, se efectuó en las instalaciones del INCES ubicado en la Av. Lara.

 

AGRESIÓN IMPERIALISTA INÉDITA

En primer lugar, Jaua destacó la brutalidad de la agresión imperialista inédita que sufre el pueblo venezolano.

 

“Nunca antes la habíamos vivenciado. Tal vez la última agresión imperialista de gran magnitud fue en 1902, cuando Cipriano Castro y el bloqueo naval, donde Puerto Cabello fue uno de los escenarios de esa agresión imperialista. En ese contexto nadie puede pensar de manera ingenua que los gringos han dado el paso de colocarse abiertamente al frente de esta agresión y que van a retroceder”, puntualizó.

 

La ferocidad del imperialismo norteamericano y la agresión emprendida por Trump y sus secuaces contra la Revolución Bolivariana no puede ser contemplada de manera inocente, alerta Jaua.

 

TE INTERESA LEER: EE.UU. ANUNCIA BLOQUEO A CAJAS CLAP BAJO ESCUSA DE LAVADO DE DINERO

 

“A veces uno escucha con preocupación visiones ingenuas: ‘Ya derrotamos a Trump’, ‘Los humillamos el 30 de abril’, ‘Están peleando en la Casa Blanca’… No, los gringos actúan por ensayo y error hasta que dan un golpe certero desde el punto de vista de sus intenciones, o inicien un proceso de intervención directa, eso no está fuera del escenario, y mucho menos por el grupo que hoy gobierna los Estados Unidos”.

 

CHÁVEZ FUE EL GRAN ARTÍFICE Y UNIFICADOR DE LA REVOLUCIÓN

Al interior del proceso revolucionario confluyen diversas corrientes, pero por encima de todo resulta necesario conservar la unidad y lealtad, sin renunciar a la crítica y autocrítica, aun y cuando se generen tensiones.

 

“El chavismo es una fuerza plural que está constituida por diversas corrientes, corrientes militares, populares, de izquierda, nacionalistas, con visiones distintas, así ha sido el chavismo desde 1997 cuando el comandante Hugo Chávez convocó a conformar una fuerza y lanzó la Agenda Alternativa Bolivariana, que es la base de nuestros principios programáticos. En todas esas corrientes, el comandante Hugo Chávez era el gran equilibrador”, aseguró.

 

¿RESTAURAR EL CAPITALISMO?

Jaua advierte sobre lo que Hugo Chávez definió y señaló reiteradamente, y sobre todo en el “Golpe de timón” como el metabolismo del capital, es decir, la capacidad del capitalismo para recomponerse. Para Jaua este es el origen de las contradicciones que se dan a lo interno del proyecto bolivariano.

 

“En medio de la defensa que tenemos que hacer del mandato soberano que dimos el 20 de mayo, de elegir al compañero Nicolás Maduro como Presidente de la República, tenemos también que lidiar contra los procesos de restauración capitalista y las corrientes restauradoras del capitalismo, que al interior del proceso han ocupado posiciones y tienen capacidades, y que es necesario debatir.»

 

«Hay muchas cosas que debatir, pero a una revolución no se le puede imponer un cambio de rumbo sin que medie un proceso de discusión, y la primera discusión es si le hace falta un cambio de rumbo, desde la perspectiva programática, y cuáles son las consecuencias”, destacó Jaua.

 

LA AMENAZA PRIVATIZADORA

“La privatización es una política contraria al programa histórico de la Revolución Bolivariana y al planteamiento del comandante Hugo Chávez».

 

«Hay muchas cosas por hacer y el pueblo lo ha venido manifestando, sin duda alguna hay que hacer una profunda rectificación en las empresas del Estado, que funcionaron bien en la primera etapa de re-nacionalización, muchas de esas empresas nacionales fueron privatizadas y se llevó a cabo una política de llevarlas al deterioro en la Cuarta República para justificar su privatización.

 

No podemos nosotros decir ahora que porque las empresas no estén funcionando, por las causas que sea, la solución sea la privatización.

 

«Hay que profesionalizar las gerencias, hay que cobrar las tarifas de los servicios públicos a un costo que sea justo y posible para la población, hay muchas cosas que hacer desde una perspectiva revolucionaria para recuperar las empresas del Estado y que éstas presten efectivamente un buen servicio. La privatización nunca ha sido una política de la Revolución Bolivariana”.

 

Jaua reivindica el protagonismo popular como legado inequívoco del comandante Chávez. “Una línea que la dio Chávez y la podemos ubicar desde el Libro Azul hasta su último mensaje del 8 de diciembre (2012)».

 

«El pueblo, la democracia protagónica, el pueblo decidiendo, el pueblo participando, el claro deslinde que él hace en los Aló teóricos comunales, el claro deslinde que hace de lo que fue el socialismo soviético, que nosotros no podemos repetir…

 

Un partido burocratizado, un Estado burocratizado, donde el pueblo simplemente es un mirón de palo, esos son elementos esenciales que desde mi punto de vista los revolucionarios y revolucionarias chavistas estamos obligados a discutir”.

 

REVOLUCIÓN POPULAR POLICLASISTA

“Ésta revolución no es una revolución capitalista, esta es una revolución popular, (…) no la construyeron los empresarios, fueron los trabajadores, los campesinos, la gente de los barrios, es una fuerza popular policlasista, pero con una opción clara y decidida, como muchas veces lo definió el Comandante Hugo Chávez, por los pobres, por los explotados, por los humildes, por los campesinos, los indígenas.

 

Y ese es parte del debate que tenemos que dar para poder dilucidar el horizonte hacia dónde vamos, porque al final el combate, este combate, esta lucha que estamos librando (que Dios mediante vamos a ganar, vamos a lograr contener esta agresión imperialista), no es para que se instale una nueva élite, esta victoria tiene que cobrarla quien la está librando, y ese es el pueblo, los trabajadores, los campesinos”, enfatizó.

 

En su intervención previa a los derechos de palabra, Jaua insistió en recordar la praxis de Hugo Chávez y su compromiso con el Poder Popular.

 

“Como siempre lo enseñó el comandante Hugo Chávez, la victoria del 2002, cuando el sabotaje petrolero (…) bueno fue una victoria para el pueblo, para los trabajadores, llegaron las misiones, y cada victoria el Comandante Chávez la retribuía al pueblo que era el protagonista de esa victoria”, recordó.

 

Elias Jaua/Ciudad VLC
Elías Jaua se reunió con diversos colectivos, movimientos sociales, sindicatos y comuneros del Edo. Carabobo

PASAR FACTURA A LA OLIGARQUÍA Y AL IMPERIALISMO

“En todas las batallas electorales o político-militares, en la calle, cuando las ganábamos, Chávez le daba la victoria al pueblo, se la daba con concreciones reales, tierras, misiones, universidades, organización popular, consejos comunales, entonces ya nosotros tenemos que perfilar en el campo popular, revolucionario cuál va a ser la factura que nosotros le vamos a pasar a la oligarquía y al imperialismo una vez que logremos la victoria, y eso no tiene otro propósito que es la profundización de la revolución, y el poder para el pueblo, para los trabajadores, para los campesinos, los indígenas, no para élite alguna”, indicó Jaua.

 

ASEGURA QUE ES AHÍ DONDE ESTÁ EL DEBATE QUE SE DEBE DAR

“Nadie puede sentirse mal por eso, ese es el espíritu de un proceso revolucionario, la lucha efectiva en distintos frentes, y la revolución bolivariana no ha sido distinta a eso, ¿o es que acaso no tuvimos que librar la lucha contra Miquilena y su grupo, que quería torcer la revolución, o no tuvimos que librarla después en el 2007 contra Podemos e Ismael García y su grupo, y luego ustedes aquí contra Acosta Carlés y todo ese tipo de cosas…? Es parte de la naturaleza de un proceso revolucionario.

 

Chávez nos dejó grandes enseñanzas y debemos aplicarlas. Nosotros estamos obligados a mantener el rumbo popular, obrero, campesino, indígena de la Revolución Bolivariana”, concluyó Jaua Milano.

 

ISMAEL NOÉ / CIUDAD VLC

Deja un comentario