La Unión Europea (UE) fijó posición en defensa del derecho de los países sancionados a recibir ayuda humanitaria e incluso podría levantar las medidas restrictivas impuestas.

No obstante, según la agencia de noticias Sputnik, expertos consideran que Estados Unidos (EEUU) no está dispuesto a considerar dicha acción, sino que estudia la manera de aprovecharse de la complicada situación que enfrentan los países sancionados en medio de la pandemia por el Covid-19.

En este sentido, el representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, señaló que las sanciones no deben frenar o perjudicar el envío de ayuda humanitaria, menos aún cuando los países sancionados se enfrentan actualmente a la pandemia del coronavirus.

 

sanciones-UE-Josep Borrell
Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell.

 

Por su parte, la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Aliona Duján, instó a EEUU a suspender todas las medidas unilaterales que impiden a los Estados sancionados luchar contra este virus de afectación mundial.

De hecho, extendió el llamado a todos los gobiernos que usan sanciones, como herramientas de relaciones exteriores, a levantar de inmediato las medidas destinadas a establecer barreras comerciales y a prohibir aranceles, cuotas no arancelarias, incluidas las que impiden financiar la compra de medicamentos, equipos médicos, alimentos y otros bienes esenciales.

El politólogo francés Mustafa Toussa, en una consulta realizada por Sputnik, considera que la UE está dando pasos hacia el levantamiento de las sanciones durante la pandemia.

 

sanciones-UE-EEUU-pandemia-covid-19

 

Agregó que «la UE considera que las sanciones impiden la ayuda humanitaria y el apoyo a la población de ese Estado. Por lo tanto, las sanciones deberían al menos congelarse para ayudar a todos los Estados a hacer frente a la propagación de la enfermedad», pero la Administración Trump prefiere obstruir el levantamiento de las sanciones.

«La visión europea de las sanciones en condiciones de la propagación del coronavirus es fundamentalmente diferente de la de Estados Unidos. Trump quiere utilizar las sanciones en las condiciones de una pandemia como un factor de presión adicional sobre los países con regímenes no deseados por Washington. Estados Unidos está tratando de aprovecharse del problema y lograr sus propios objetivos», subrayó Mustafa Toussa.

Otra posición fue la asumida por Usamah Danorah, experto en política y estrategia y antiguo miembro de la delegación del Gobierno sirio en las conversaciones de Ginebra; este analista piensa que las autoridades europeas intentan parecer sensibles a los problemas de los demás.

Para sustentar su apreciación, indicó que «al principio de la pandemia del coronavirus, los líderes políticos europeos se mostraron bastante indiferentes, incluso a sus estados vecinos. Y ahora necesitan deshacerse de esta imagen en la comunidad mundial, por eso están debatiendo levantar las sanciones. De lo contrario, el coronavirus mostraría demasiado bien lo que realmente vale todo el humanismo europeo y sus palabras sobre los Derechos Humanos».

 

LEE TAMBIÉN: CANADÁ SUFRE BLOQUEO DE EEUU PERO APOYA INJERENCIA A VENEZUELA

 

Recordó que Rusia propuso a la Asamblea General de la ONU adoptar una Declaración de Solidaridad en la lucha contra el coronavirus, que llama a los países  a renunciar a las guerras comerciales y a las sanciones unilaterales aprobadas, sin el visto bueno del Consejo de Seguridad de la ONU.

Sin embargo, Estados Unidos, la Unión Europea, el Reino Unido, Ucrania y Georgia bloquearon esa resolución rusa.

Finalmente, el Servicio Europeo de Acción Exterior aseguró que «las sanciones de la UE y la ONU suponen excepciones humanitarias. Aplicando estas excepciones, la UE y los países miembros garantizarán que las sanciones no impidan la lucha global contra el Covid-19″.

 

Ciudad VLC / AVN

2 Comentarios

Deja un comentario