A un mes del vencimiento del actual período legislativo de la Asamblea Nacional (AN) en desacato, que se cumple el 05 de enero de 2020, el sector derechista se puso los guantes de boxeo para combatir contra miembros de su propio equipo.

La razón: no aparecen los millones de dólares que ha recibido un selecto grupo cercano a la directiva del parlamento, según se desprende de las declaraciones ofrecidas por representantes de un sector de la oposición.

“Autócrata, corrupto, sin autoridad moral, nuevo rico. ¿Dónde está Rafael Rojas, alias “Guayaba”, su asesor económico y testaferro? Yo quiero que le revisen las cuentas al hermano de él (Gustavo Guaidó), a su entorno. Le han pedido real (dinero) a los gringos pa’ chuleárselos”, denunció este martes 03 de diciembre el diputado opositor José Brito en referencia al principal señalado por esta trama de corrupción: Juan Guaidó.

Junto con otros 10, Brito, a su vez acusado de liderar una “rebelión” en su contra, aseguró que el descontento viene de 70 diputados quienes firmaron y entregaron un reclamo en el que le exigen una “explicación de los recursos manejados, sobre el estado de desidia en que han mantenido a los diputados, esa ayuda humanitaria. ¡Somos diputados indignados!”.

La suma de la discordia es casi incalculable. Ya el Gobierno venezolano ha denunciado en varias ocasiones este año las ingentes cantidades de dinero que ha manejado Guaidó y que, en el remate de año, han encendido las rencillas, señalan.

Un estimado

Los recursos de la mediatizada “ayuda humanitaria” parecen ser los culpables del escándalo, pero en realidad es apenas la punta del iceberg en relación con el negocio en que se convirtió la “autoproclamación”.   

Aquí les presentamos algunos de los casos:

¿Humanitaria?

El concierto ‘Venezuela Aid Live’, uno de cuyos organizadores fue el empresario británico Richard Branson, recaudó apenas 2,4 millones de dólares, de los 100 millones de que se pretendían: ni el 3 por ciento de lo estimado.

El show fue realizado el pasado 22 de febrero en Cúcuta, Colombia, un día antes de la fecha pautada por Guaidó, para intentar ingresar por la fuerza un lote de lo que llamaron “ayuda humanitaria”.

Guaidó le dijo a la periodista Madelein García, que pudo entrevistarlo este martes en los espacios abiertos del Palacio Federal Legislativo, que “Transparencia Internacional demostró que no hubo ningún tipo de daño”, pero esta organización publicó en Twitter que eran las autoridades colombianas las que debían investigar las denuncias.

El excolaborador de Guaidó en Colombia, Humberto Calderón Berti, –luego de ser expulsado del equipo del diputado de La Guaira- denunció el 29 de noviembre que parte del dinero destinado para la “ayuda” fue despilfarrado en “prostitutas, licor, mal manejo de recursos, doble facturación y facturación ficticia” por parte de enviados de Guaidó a Colombia, lo que se conoce como el “Cucutazo”.

Dijo que ordenó hacer una auditoría de la cual tenía conocimiento Leopoldo López, del círculo cercano de Guaidó.

$ 400 millones, de EE.UU.

El 22 de mayo de 2019 el Senado de Estados Unidos aprobó lo que denominaron proyecto Ley de Ayuda de Emergencia, Asistencia para la Democracia y Desarrollo de Venezuela (Verdad), promovido por los senadores Bob Menéndez, demócrata por Nueva Jersey, y Marco Rubio, republicano de Florida. Entre las medidas que incluye Verdad destacan desembolsarle a Guaidó y su gente 400 millones de dólares en “ayuda humanitaria”.

Otros más

El 08 octubre de 2019 la Oficina de Estados Unidos de Asistencia al Extranjero (USAID, por sus siglas en inglés)  suscribió un acuerdo de cooperación con Guaidó, destinar 98 millones de dólares para asistir a venezolanos dentro del país, elevando a 116 millones de dólares el compromiso adquirido por USAID por la “libertad, prosperidad y democracia”.

No ha sido el único desembolso de la USAID.

CITGO

El 25 de junio pasado, el vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez, reveló que en 800 millones de dólares se calcula el robo de fondos pertenecientes a la empresa estatal Citgo, filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), operación planificada y ejecutada por miembros de Voluntad Popular (VP) y el entramado de corrupción que creó su más visible dirigente, Guaidó, luego de su autoproclamación el pasado 23 de enero.

NO DEJES DE LEER: ESCÁNDALOS DE CORRUPCIÓN DESTRUYEN REPUTACIÓN DE GUAIDÓ

Ciudad VLC/VTV

Deja un comentario