¿Por qué en el 23 de Enero en Caracas no hay edificio #8?

1
332
urbanización república de Venezuela en Colombia

¿Saben ustedes por qué en la populosa urbanización 23 de Enero en Caracas no hay edificio número 8?

Para los que se empeñan en querer tapar el sol con un dedo o barrer el polvo de la historia debajo de la alfombra, sobre todo los altos dirigentes del gobierno colombiano,  olvidando las veces que la Patria de Bolívar le ha salido al paso a una tragedia en el vecino país, vale la pena recordarles que el bloque en cuestión no desapareció como un fantasma.

 

Te puede interesar: Fiscalía colombiana reconoce el fraude cometido en proceso electoral

 

La realidad es que uno de los edificios que debía ser construido en la parte oeste de la parroquia caraqueña fue donado por el Presidente de la República de entonces, General Marcos Pérez Jiménez a Colombia. Pero ¿Por qué ?

 

El 7 de agosto de 1957, ocurrió en la ciudad de Cali, en Colombia, una gran tragedia. Conocida como “La Explosión de Cali”, sucedió cuando siete camiones del ejército cargados con 1053 cajas de dinamita (que se emplearían en la construcción de carreteras en el departamento de Cundinamarca, estallaron. El incidente arrojó un saldo de 4000 fallecidos, 1200 heridos y varios damnificados.

Padre Alfonso Hurtado Galvis, el día de la tragedia de la urbanización
Padre Alfonso Hurtado Galvis, el día de la tragedia de la urbanización afectada

 

Justamente para acoger a un número de personas que se habían quedado sin hogar, el Gobierno Venezolano mandó a construir el bloque de viviendas, que se llamó (y aun se llama) Unidad Residencial República de Venezuela. He allí la razón por la cual en el 23 de enero no hay Bloque número 8, porque se construyó en Colombia. Así somos los venezolanos.

 

El hecho ocurrió en horas de la madrugada, en la zona comprendida entre las carreras 1 a 8, calles 25 y 26, correspondientes al barrio San Nicolás,​ precisamente donde se encuentra la estación del ferrocarril del pacífico.

 

¿Cómo sucedieron los hechos?

Provenían de la ciudad de Buenaventura los seis camiones civiles y se aparcaron en la antigua estación del ferrocarril del pacífico (luego de que se movieron desde el Batallón Pichincha) destruyendo al explotar 41 manzanas y dejando un cráter de 50 metros de ancho por 25 metros de profundidad.

La onda expansiva acabó con las edificaciones, casas y negocios existentes, y con las vidas de aproximadamente 4000 personas, dejando heridas a 12000 más, además de destruidos seis barrios (que al día de hoy todavía existen) los cuales son: San Nicolás, El Porvenir, El Hoyo, El Piloto, Fátima y Jorge Isaccs.

El estallido ocasionó un temblor de tierra de magnitud 4.3 grados en la escala de Richter, además del temblor, el estruendo alcanzó a percibirse en ciudades tan lejanas como Buga, Palmira, Santander de Quilichao, Caloto y Jamundí. Una de las hipótesis sobre el origen de la explosión, es que se debió a las altas temperaturas de los camiones y otra apunta a que a un soldado se le disparó su arma accidentalmente; pero la más aceptada es que un hombre que fumaba arrojó el cigarrillo encendido cerca de un camión y que ocasionó una reacción en cadena.

Así mismo, la fuerza del estallido fue tal que muchas de las tumbas del cementerio central se abrieron.

Este incidente ocurrió durante el gobierno del entonces presidente Gustavo Rojas Pinilla, quien atribuyó el origen de la tragedia a la oposición, que había firmado recientemente el pacto de Benidorm (derivando así en la creación del Frente Nacional). Al estar polarizado el país en cuanto a los partidos tradicionales (liberal y conservador) la tragedia tomaría tintes políticos.

 

Ciudad VLC/ José Becerra

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here