El 26 de julio cambió el curso de la historia de Cuba

0
123

En medio de los debates en torno al nuevo proyecto de Constitución de la república, Cuba conmemora este 26 de julio 65 años del asalto al cuartel Moncada. En el año 1973, durante la conmemoración del 20 aniversario de la fecha histórica, el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro expresó: “El Moncada nos enseñó a convertir los reveses en victorias. No fue la única amarga prueba de la adversidad, pero ya nada pudo contener la lucha victoriosa de nuestro pueblo.”

 

LA DICTADURA DE BATISTA TENÍA SUS DÍAS CONTADOS

Como toda dictadura, la de Batista se caracterizaba por la represión, la violencia, la persecución y el empeoramiento de las diferencias sociales, lo cual creó la coyuntura propicia para llevar adelante la salida del régimen. Esta lucha fue iniciada el 26 de Julio de 1953.

De la juventud salieron los primeros miembros del Movimiento, llamado la Generación del Centenario, denominada así en homenaje al centenario de José Martí (1853-1895) y liderado por el joven abogado Fidel Castro Ruz, corriente a la que posteriormente se incorporaron personas de diversos sectores de la población: obreros, estudiantes, campesinos, profesionales, muchos de los cuales estaban completamente desvinculados de la política tradicional.

La Toma del Cuartel Moncada fue comandada por tres miembros de la vanguardia: los hermanos Fidel y Raúl Castro y Abel Santamaría. Era domingo de carnaval, en la madrugada fueron asaltados simultáneamente los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo, respectivamente.

 

26 de julio/CiudadVLC
El pueblo cubano conmemoró la histórica fecha

 

ÚLTIMA ARENGA DE FIDEL

Momentos antes de concretarse el asalto al cuartel Fidel lanza una última arenga a sus compañeros:

“Compañeros: Podrán vencer dentro de unas horas o ser vencidos; pero de todas maneras, ¡óiganlo bien, compañeros!, de todas maneras el movimiento triunfará. Si vencemos mañana, se hará más pronto lo que aspiró Martí. Si ocurriera lo contrario, el gesto servirá de ejemplo al pueblo de Cuba, a tomar la bandera y seguir adelante. El pueblo nos respaldará en Oriente y en toda la isla. ¡Jóvenes del Centenario del Apóstol! Como en el 68 y en el 95, aquí en Oriente damos el primer grito de ¡Libertado o muerte! Ya conocen ustedes los objetivos del plan. Sin duda alguna es peligroso y todo el que salga conmigo de aquí esta noche debe hacerlo por su absoluta voluntad.

Aún están a tiempo para decidirse. De todos modos, algunos tendrán que quedarse por falta de armas. Los que estén determinados a ir, den un paso al frente. La consigna es no matar siLos males y miserias de una dictadura caracterizada por la represión, la violencia, la persecución y el empeoramiento de las diferencias sociales a las que eran sometidos los cubanos, creó la coyuntura propicia para llevar adelante la salida del régimen batistiano. Esa era la estrategia política de la lucha iniciada el 26 de Julio de 1953.no por última necesidad.” 

 

 

LEER MÁS: Maduro: Venezuela y Cuba en unidad por la soberanía

 

En nuestra investigación histórica hemos encontrado que: “Los asaltantes se hallaban en total desventaja frente a un enemigo superior en armas y en hombres, atrincherado dentro de aquella fortaleza.

Otro elemento adverso, también accidental, fue que los atacantes no pudieron contar con varios automóviles donde iban las mejores armas, pues sus ocupantes se extraviaron antes de llegar al Moncada en una ciudad que no conocían (…). Después de más de dos horas de combate, Fidel, que no quería retirarse, ante la difícil situación, no tuvo otra alternativa que dar la orden de retirada. Terminaban así las acciones militares del 26 de Julio en Santiago de Cuba”.

 

“Después del asalto, los esbirros del tirano, cumpliendo sus órdenes de matar a diez revolucionarios por cada soldado muerto en combate, se dieron un baño de sangre con los asaltantes prisioneros.  la acción despertó la conciencia nacional en apoyo y simpatía de los moncadistas. La represión desatada por la dictadura reforzó más el sentimiento por derrocarla”.

 

26 de julio/Ciudad VLC
Fidel es interrogado por funcionarios del régimen.

 

Condenadme, no importa, la historia me absolverá

 

 

Como nota curiosa, Fidel refiere que en su celda de castigo le fueron retirados los libros de José Martí y prohibida su lectura, por lo cual reflexiona: “Sería porque en mi alegato de autodefensa dije que Martí era el autor intelectual del asalto?” La historia me absolverá es la frase final y posterior título del alegato de autodefensa de Fidel Castro ante el juicio en su contra incoado el 16 de octubre de 1953.

 

ISMAEL NOÉ / CIUDAD VLC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here