Este sábado 11 de mayo, la agencia internacional Associated Press (AP) publicó un artículo en su portal web donde admite que en las últimas semanas, se ha evidenciado una escasa convocatoria en marchas de Juan Guaidó, que rápidamente se desinfla ante la decepción cada vez más pronunciada de sus seguidores.

 

Según AP, el dirigente opositor venezolano no ha sabido capitalizar el apoyo de EEUU y otros países para emprender el derrocamiento del presidente Nicolás Maduro, y ya sus seguidores comienzan a criticar la constante convocatoria a marchas sin ningún sentido.

 

La abrupta caída en la convocatoria en marchas de Juan Guaidó ha sido un asunto que incluso los portales internacionales no han podido ocultar, y ya comienzan a verse diversas agencias que lo admiten sin ningún recato.

 

 

¿Un callejón sin salida?

Como presidente de la Asamblea Nacional -en desacato-, Guaidó emprendió en enero una campaña para derrocar a Maduro, con el apoyo de Estados Unidos y de unas 50 naciones.

 

Sin embargo, aunque el parlamentario autoproclamado ‘presidente’ de Venezuela repite declaraciones del gobierno de Donald Trump como “todas las opciones” están sobre la mesa para derrocar a Maduro, son pocos quienes ya en Venezuela comienzan a creerle.

 

NOTICIA RELACIONADA:

Me cansé de marchar: La nueva reacción opositora contra Guaidó

 

Y es que un gran porcentaje de sus seguidores -enfermos de odio de tanta información inoculada desde los medios- ansían una intervención militar gringa en Venezuela y acusan a Guaidó de ser un ‘débil’ y de no tomar acciones contundentes, por lo que han dejado de asistir a sus concentraciones, a las que consideran de inútiles.

 

Ante esta situación, y al hallarse prácticamente en un callejón sin salida, Guaidó anunció que enviaría a su ‘embajador’ en EEUU a reunirse con el jefe del Comando Sur de EEUU para concretar ‘cooperación’ para sacar al presidente Maduro del poder.

 

Pero estas declaraciones de Guaidó surgen como una acción desesperada para intentar animar y motivar nuevamente a sus seguidores, que desde hace tiempo perdieron las esperanzas de ver al presidente Maduro fuera de Miraflores.

 

«Es muy notoria la disminución de las multitudes que participan en las protestas opositoras, un reflejo del creciente temor y desmoralización entre las filas de simpatizantes de Guaidó después que encabezara una fallida revuelta militar el 30 de abril. En los meses previos, miles de manifestantes acudían a los llamados de Guaidó a escenificar protestas», dijo AP en al artículo.

 

«El sábado, centenares de venezolanos, un número modesto, se reunieron en la capital, Caracas», informó de manera contundente la referida agencia.

 

Para intentar revertir esas terribles estadísticas, Guaidó ha retomado las promesas de intervención militar y ha dicho que como «gobernante legítimo de Venezuela» tiene la facultad de invitar una acción militar extranjera de la misma manera como el héroe independentista Simón Bolívar contrató a 5.000 mercenarios británicos para liberar a Sudamérica del dominio español.

 

Lo cierto, es que la escasez de simpatizantes en las marchas de Guaidó es una prueba de que ya sus seguidores dejaron de creerle y eso preocupa más aún en la Casa Blanca.

 

NO DEJES DE LEER:

Así reaccionaron los opositores tras llamado de Guaidó a marchar el 1º de Mayo

 

Ely Reyes/Ciudad VLC

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here